“¡Paren las rotativas!”

24 May 2018

“¡Paren las rotativas!”
Se derrumbó la fachada del ex cine Parravicini y se vinieron abajo todas las producciones de LA GACETA. Apenas llegaron las primeras informaciones de lo que pasaba en 24 de Septiembre al 500, diferentes equipos salieron a ver qué pasaba. 
“La situación es grave, vamos a tener que cambiar todo”. Esa fue la sentencia del jefe de LGtv. El programa tenía producciones realizadas hace unos meses y entrevistas por el aniversario de la muerte del joven Matías Albornoz Picinetti, que se daban de baja. 
Minutos después comenzó un “Panorama Tucumano” sin red, sin previsiones y sin saber lo que vendría. Por eso dos veces los conductores intentaron mantener con el guión original, pero fue en vano. Los televidentes dictaron sentencia: “Queremos saber qué está pasando con la explosión”. 
Apenas terminó el programa de televisión comenzó el rediseño total del cuerpo central de LA GACETA edición papel. Se agregaron páginas, se puso más color y empezó todo de nuevo, a las 23.30, como si fueran las 10. “Paren las rotativas, todo comienza otra vez”. Lamentablemente, hubo otro parate en la producción, cuando se constató que dos de las personas fallecidas eran parientes de una de las editoras de video, que había estado trabajando a destajo sobre lo sucedido.
Se derrumbó la fachada del ex cine Parravicini y se vinieron abajo todas las producciones de LA GACETA. Apenas llegaron las primeras informaciones de lo que pasaba en 24 de Septiembre al 500, diferentes equipos salieron a ver qué pasaba. 
“La situación es grave, vamos a tener que cambiar todo”. Esa fue la sentencia del jefe de LGtv. El programa tenía producciones realizadas hace unos meses y entrevistas por el aniversario de la muerte del joven Matías Albornoz Picinetti, que se daban de baja. 
Minutos después comenzó un “Panorama Tucumano” sin red, sin previsiones y sin saber lo que vendría. Por eso dos veces los conductores intentaron mantener con el guión original, pero fue en vano. Los televidentes dictaron sentencia: “Queremos saber qué está pasando con la explosión”. 
Apenas terminó el programa de televisión comenzó el rediseño total del cuerpo central de LA GACETA edición papel. Se agregaron páginas, se puso más color y empezó todo de nuevo, a las 23.30, como si fueran las 10. “Paren las rotativas, todo comienza otra vez”. Lamentablemente, hubo otro parate en la producción, cuando se constató que dos de las personas fallecidas eran parientes de una de las editoras de video, que había estado trabajando a destajo sobre lo sucedido.

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios