La Municipalidad tapa una laguna fétida pero pide que la SAT arregle las cloacas

“No podemos eliminar la laguna si no se ataca las causas”, dijo Berarducci

23 May 2018
“No podemos eliminar la laguna si no se ataca las causas”, dijo berarducci
Operarios de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán comenzaron ayer a arrojar camionadas de tierra para intentar tapar una laguna fétida de líquidos cloacales y desperdicios en el barrio La Margarita (altura Juan B. Justo al 1.800). LA GACETA había publicado en marzo el reclamo de los vecinos de la barriada, que protestaban por la falta de servicios y por las penurias de convivir al lado del pantano, que con frecuencia rebalsa e inunda las casas. En ese momento, las roturas de caños cloacales de la SAT en los barrios cercanos a la avenida se unificaban en un torrente que alimentaba la laguna. La SAT había reparado las roturas. “Comenzamos a trabajar para tapar y drenar esta laguna, por órdenes del intendente Germán Alfaro”, explicó ayer a este diario Jorge Pérez Musacchia, director de Higiene Urbana municipal. “Es verdaderamente un asco, pero como volvieron a romperse los caños de la SAT, no podremos eliminar la consecuencia si no se actúa sobre las causas”, agregó el secretario de Gobierno, Walter Berarducci.
Operarios de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán comenzaron ayer a arrojar camionadas de tierra para intentar tapar una laguna fétida de líquidos cloacales y desperdicios en el barrio La Margarita (altura Juan B. Justo al 1.800). LA GACETA había publicado en marzo el reclamo de los vecinos de la barriada, que protestaban por la falta de servicios y por las penurias de convivir al lado del pantano, que con frecuencia rebalsa e inunda las casas. En ese momento, las roturas de caños cloacales de la SAT en los barrios cercanos a la avenida se unificaban en un torrente que alimentaba la laguna. La SAT había reparado las roturas. “Comenzamos a trabajar para tapar y drenar esta laguna, por órdenes del intendente Germán Alfaro”, explicó ayer a este diario Jorge Pérez Musacchia, director de Higiene Urbana municipal. “Es verdaderamente un asco, pero como volvieron a romperse los caños de la SAT, no podremos eliminar la consecuencia si no se actúa sobre las causas”, agregó el secretario de Gobierno, Walter Berarducci.
Comentarios