Un funcionario opina que los padres deben involucrarse más

12 May 2018
2

PREVENCIÓN. El Gobierno dicta charlas para adolescentes y padres.

El grooming no es sólo una amenaza en las redes sociales como Facebook o Instagram. Los acosadores virtuales también atacan en los juegos en red, en canales de mensajería instantánea y en YouTube.

Por eso, y ante el gran desconocimiento que hay en la provincia sobre el problema, las autoridades decidieron desarrollar varios proyectos, entre los que se encuentran “Juntos es más seguro”, “Seguridad inteligente” y “Escuelas preventivas”.

“Ya capacitamos a miles de alumnos, docentes y padres, con la seguridad de que la información es la mejor prevención. Cuando les hablamos a los chicos tratamos de que ellos sean los protagonistas e investiguen”, destacó José Farhat, titular de la Secretaría de Participación Ciudadana, del Ministerio de Seguridad.

“Vimos que pasaban muchas cosas en las redes sociales; había padres preocupados, desconcertados; no sabían qué hacer”, recuerda el funcionario. Según detalla, pocos saben que en Tucumán existe la División Delitos Informáticos, que funciona en la Dirección de Investigaciones, y que tiene a su cargo la indagación de estos casos. De hecho, ya hay trabajos al respecto e incluso en Tucumán (en el sur) se realizó el primer juicio penal por el delito de grooming.

Conductas de riesgo

“Les informamos a los chicos y a los padres cuáles son las conductas de riesgo. El sexting, por ejemplo, que es una práctica que se ha vuelto muy habitual entre los adolescentes, que producen fotos y videos con alto contenido sexual. Esto los expone mucho. Los acosadores están muy pendientes de esto, al igual que de los estados de ánimo de sus víctimas”, resalta. Según Farhat los chicos más vulnerables son los que se quedan de noche, hasta tarde, navegando y jugando con el celular.

“Hablar de frente”

“Los padres deben involucrarse más. No prohibir, pero sí limitar. Saber cuáles son sus amistades en red y cuáles son las páginas que visitan. Enseñarles a sus hijos a usar mecanismos de privacidad en las redes, que no acepten desconocidos, que no difundan sus estados de ánimo y que desactiven la geolocalización que viene con los celulares. Hay que pedirles que confíen, que no sientan obligados a hacer nada que no quieren y que jamás acuerden encontrarse con alguien. En esto hay que empezarles a hablar antes de los 10 años. Decirles las cosas de frente, todo lo que pasa. Lamentablemente son muchos los peligros y los chicos empiezan a estar en red cada vez a más temprana edad. El mejor antídoto es una red real, con padres conscientes e involucrados y chicos informados”, sostiene Farhat, y antes de despedirse admite que todo lo que hacen desde la Secretaría es bueno, pero es insuficiente ante un delito que avanza a pasos agigantados.

Farhat también fue uno de los invitados a la charla que se realizó ayer en la Legislatura de la Provincia.

Comentarios