Diputados aprobó la reforma del mercado de capitales y saltó la Bolsa porteña

En un rápido trámite, la Cámara Baja convirtió en ley el proyecto de financiamiento productivo.

10 May 2018
1

ARCHIVO

La Cámara de Diputados convirtió ayer en ley el proyecto de financiamiento productivo, que permitirá apuntalar el desarrollo del mercado de capitales y atraer inversiones, una iniciativa reclamada por el Gobierno nacional debido a que la Argentina es uno de los países de la región que tiene los mercados de capitales más pequeños.

En momentos en que se aprobaban las reformas en el mercado de capitales y se concretaba la primera reunión entre el equipo económico del Gobierno nacional y representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) por una ayuda “preventiva”, la Bolsa porteña saltaba un 6,21% y cerraba en 27.907,92 puntos. El índice subió, tras acumular una baja de casi un 12% en las anteriores cinco sesiones de negocios.

Los bonos soberanos extrabursátiles cedieron, en promedio, un 0,9%, con un riesgo país que retornaba a una zona de equilibrio: 490 puntos básicos, según el banco JP.Morgan.

En el marco de una sesión especial de Diputados, Cambiemos logró reunir quórum y aprobar por amplia mayoría esta iniciativa en el recinto: 158 votos a favor, 70 en contra y cuatro abstenciones. De esa forma, el proyecto quedó convertido en ley luego de varios intentos frustrados. Fue un debate que se venía postergando por la puja por los “tarifazos”.

El proyecto de financiamiento productivo había sido aprobado el año pasado por la Cámara de Diputados, pero recibió modificaciones en el Senado. El texto reformado volvió a Diputados, donde fue ratificado ayer.

Entre otros cambios con relación a la iniciativa original, se contempló la forma de designación del presidente de la Comisión Nacional de Valores. El nuevo régimen eliminó la facultad que desde 2013 tiene la CNV de designar veedores con poder de veto en los directorios de las empresas, consignó la agencia Télam.

El mercado

La Ley de Financiamiento Productivo apunta a apoyar el desarrollo del mercado de capitales y potenciar el financiamiento de las PyME que hoy no tienen acceso al crédito, a partir de la creación de la factura electrónica.

En el Ministerio de la Producción nacional afirmaron que esta nueva herramienta financiera permitirá a las micro, pequeñas y medianas empresas, además de financiarse en el mercado de capitales, contar con mayor ahorro de costos operativos; simplicidad en los trámites de cobro; disminución de riesgos de fraude; y agilidad en procesos de facturación y pagos.

La norma dispone en el capítulo 1 que en todas las relaciones comerciales entre una PyME y una gran empresa sea obligatoria la Factura de Crédito Electrónica y optativa entre PyME. Es un título ejecutivo electrónico que representa bienes entregados o servicios realizados y no pagados. Transforma a las facturas comerciales en títulos ejecutivos que obligan jurídicamente a las empresas, dijeron en la cartera que conduce Francisco Cabrera.

“Con la Factura de Crédito Electrónica, la empresa puede negociar el crédito a favor en el mercado secundario o esperar a la fecha de vencimiento del cobro, y funcionará a través de una plataforma digital de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), donde quedará establecida la fecha de cancelación del pago”, se informó.

La Factura de Crédito electrónica es obligatoria, además, para todos los monotributistas de la categoría F en adelante. El Ministerio de Producción será la autoridad de aplicación. Las denuncias de las PyME, en caso de que se impida por cualquier medio la negociación de las facturas de crédito, serán canalizadas a través de Lealtad Comercial.

comentarios