Vecinos encontraron una granada de fusil en El Cadillal

Los pobladores caminaban por la zona de la presa cuatro, en el embalse, cuando vieron el objeto de color celeste. El Ejército utiliza este tipo de explosivo en los ejercicios; no es para la guerra.

07 May 2018

Cerca del mediodía, unos vecinos hallaron material explosivo en la zona conocida como presa cuatro, en el embalse dique Celestino Gelsi, en El Cadillal. Se trata de una granada de fusil de color azul, elemento utilizado en el Ejército argentino hasta hace unos años.

El hallazago movilizó a personal de Explosivos de los Bomberos de la Policía, como también del departamento de Criminalística. “El objeto ha sido preservado, teniendo en cuenta su peligrosidad”, explicó el jefe de la Unidad Regional Norte (URN), Carlos Castro.

Los pobladores habrían encontrado una granada PAF 40 (Proyectil Antitanque de Fragmentación), que se lanza desde un fusil. Luego, llamaron a la comisaría de la comuna para advertir sobre el hecho. “No se conocen antecedentes similares en esta zona y tampoco se sospecha de quién podría haber tirado este artefacto”, dijo el titular de la URN. La comuna de El Cadillal, donde se encuentra el dique Celestino Gelsi, está ubicado a unos 25 kilómetros al norte de San Miguel de Tucumán.


El color azul o celeste representa el material utilizado en los ejercicios del Ejército. El color verde con franja amarilla,señala a un elemento destinado a la guerra, según datos de expertos en explosivos.

Otros casos

En los últimos meses se registraron otros dos hallazgos de material explosivo en la provincia. Uno de ellos se produjo en marzo en Concepción. Allí, se encontró un pan de trotyl de 200 gramos conectado a un detonador, dentro un contenedor que se encontraba en plaza del barrio El Nevado.

Autoridades de la Policía en esa jurisdicción manifestaron entonces que había un alto riesgo de que estallara el material, teniendo en cuenta las condiciones. El trotyl o trinitrotolueno (TNT) es un material de liberación brusca de energía. Por ello, se procedió a cortar el circuito del detonador.


Este elemento se encontraba en una caja de madera adosada a una especie de maqueta de exhibición.

El jefe de la comisaría local, Ariel López, manifestó que “afortunadamente” el descubrimiento se produjo antes de que el explosivo hubiera sido movido o manipulado por otras personas.

En el mismo mes, un hombre fue detenido mientras circulaba en su auto en León Rougés. En la inspección, uniformados se toparon en el interior del vehículo con un arma de fuego y una granada de mano FM K-2. Es un tipo de explosivo de mano, de doble propósito, diseñado en el país para el Ejército argentino.

En noviembre del año pasado, cinco granadas habían sido encontradas en calle Eudoro Aráoz, casi en la esquina con Amador Lucero, en el barrio Sutiaga, zona sur de San Miguel de Tucumán.

Los artefactos tenían la inscripción “Largo Alcance de Expansión”. Eran cinco granadas lacrimógenas marca C.S.

Una estaba en desuso y el resto, de los arftefactos en apariencia, tenían sus componentes en condiciones operativas.

En Esta Nota

El Cadillal
Comentarios