La última cita antes de Rusia

El crack quiere terminar en lo más alto entre los goleadores y después centrarse en el Mundial.

06 May 2018
1

EN LA RECTA FINAL. Con el Mundial en el horizonte, Messi no descansa. reuters

Al calendario de Lionel Messi sólo le queda una última fecha marcada en rojo antes del Mundial y será hoy en el Camp Nou ante Real Madrid. Luego, todas sus energías apuntarán, si es que no lo han hecho ya, a Rusia.

Messi está viviendo un final de temporada un tanto extraña. Esta semana celebró en las calles de Barcelona con una sonrisa de oreja a oreja el doblete de Liga y Copa conquistado por el club azulgrana, un logro que pidió valorar. “¡Teníamos muchas ganas de festejar el doblete con nuestra gente!”, escribió en Instagram. Pero, aunque no lo diga, la alegría no es total.

La eliminación de la Liga de Campeones ante Roma y la posibilidad de que Real Madrid conquiste su tercera Champions seguida duelen. Y las intermitentes molestias en el aductor e isquiotibiales derecho que aparecieron a fines de marzo generaron preocupación en una temporada que hasta entonces venía libre de problemas físicos. Aun así, todo indica que Messi llegará a Rusia, tal vez su último Mundial en plenitud, en mejor forma que en Brasil 2014. Entonces llegó a la gran cita del fútbol tras una temporada marcada por las lesiones.

El clásico de esta tarde será el partido número 52 de Messi en la temporada, cifra que ya supera los 46 que disputó antes de Brasil 2014 y se encuentra en la línea de los 53 previos a Sudáfrica 2010.

El argentino jugó 33 de los encuentros del Barcelona en la Liga, aunque en tres los hizo ingresando desde el banco. A ellos se suman diez de la Champions -ocho de titular-, seis de la Copa de Rey y los dos de la Supercopa española. “Va a llegar muy bien porque se supera constantemente y lo hará también en este Mundial”, destacó el ex capitan argentino Roberto Ayala. “Es increíble la capacidad que tiene para poder superarse cada temporada”, agregó.

El partido en el Camp Nou tendrá para Messi dos alicientes más allá de la motivación que siempre implica jugar ante Real Madrid: sostener el invicto de Barcelona en la Liga y afimarse en la lucha por el “pichichi” con Cristiano Ronaldo y por la Bota de Oro con Mohamed Salah.

Tras su “hat-trick” ante La Coruña, Messi suma 32 goles en el campeonato sobre los 24 de Cristiano. Más pareja está la lucha con Salah por el premio al máximo goleador de las ligas europeas: el egipcio suma 31 tantos con dos partidos por delante.

Después del duelo de hoy a Messi le quedarán tres partidos intrascendentes en la Liga española: ante el Villarreal, Levante y Real Sociedad. Para Cristiano, en cambio, aún queda una gran cita más allá de los partidos de Liga: la final de la Champions el 26 de mayo en Kiev.

Sin nada en juego, se espera que Messi, una vez pasado el clásico, acuerde con Ernesto Valverde dosificar sus presencias ya con la mira en el debut mundialista del 16 de junio ante Islandia. “Es bueno que llegue con tiempo para comenzar los entrenamientos”, destacó Fernando Signorini, ex preparador físico de la selección argentina y de Diego Maradona. “Un equipo es producto de los ensayos y los ensayos necesitan tiempo”, sentenció. Messi los tendrá con Argentina.

Comentarios