Abolengo experimenta sin perder la esencia

El grupo de Santiago del Estero le aporta al folclore clásico elementos sonoros urbanos y electrónicos.

06 May 2018
1

CAMBIO. Abolengo nació como dúo con los hermanos Liendo; hoy es grupo. credito

Su nombre remite a los antepasados, al lugar de origen y a una larga tradición que viene de años, según las distintas acepciones del Diccionario de la Real Academia Española de Letras. No fue elegido al azar; de esas raíces parte el grupo folclórico santiagueño Abolengo para crear sus propios sonidos, matizados con aportes nuevos y con un matiz urbano en la instrumentación.

La banda creada en 2005 en Frías por los hermanos Ricardo y Javier Liendo presentará composiciones propias y versiones de temas clásicos del cancionero popular argentino esta noche en Casa Managua. El quinteto se completa con Matías Flores, Javier Morales y Juan José Barraza.

“Nuestra propuesta está enmarcada dentro de la dimensión que va desde los sonidos más tradicionales a los más actuales. Lo novedoso es que, porcentualmente, nuestro repertorio está compuesto en su mayor caudal por canciones de nuestra autoría”, explica Ricardo Liendo.

Ese entrelazamiento de distintas etapas del folclore se registra además en su última grabación, “Novilunio”, donde como invitados aparecen Alfredo Ábalos, Raly Barrionuevo, Marcelo Gómez y Federica Boretti, entre otros. Con ese material están recorriendo el país desde hace cinco años, ya que implica un cambio dentro de su estilo, que se fue profundizando arriba del escenario. “En esta producción nos permitimos relacionarnos con músicas que están más cercanas a las corrientes urbanas que las agrestes o sacheras -afirma Javier Liendo-. Siempre habrá un nuevo sonido folclórico, porque el folclore no escapa a la naturaleza de la música. Su esencia le permite al artista abastecerse de nuevas corrientes para reinventarse, pero sin perder los matices que lo definen como tal”.

Por ese motivo, en el disco se filtran el rock, el reggae, la murga y el rap, junto con detalles de programación y de electrónica, que le dan una influencia de lo urbano a sus temas, así como el bajo eléctrico y la batería entre los instrumentos en escena. “Lo experimental será siempre una opción en nuestro andar”, afirma el mayor de los Liendo.

Pero nada hace que Abolengo niegue o rechace su identidad santiagueña. El propio título del show que ofrecerán esta noche así lo acredita: “Digo la chacarera” es un tributo al ritmo que más se vincula con su tierra. “Es que de la chacarera se puede salir, y de hecho nos lo permitimos en nuestros temas, pero ocupa un lugar visceral en nosotros. Es lo que nos define y pretendemos desde allí hacer nuestro aporte al acervo folclórico que nos estimula”, sostiene Ricardo.

PRESENTACIÓN

• Alas 22 en Casa Managua (San Juan 1.015).

Comentarios