Venezuela vive su peor crisis migratoria

En dos años, 900.000 personas fueron recibidas en distintos países de Latinoamérica. La cifra representa un 900% de incremento respecto de 2015. Una investigación calcula que son 3,5 millones los venezolanos expatriados, un 10% de la población.

05 May 2018

CARACAS, Venezuela.- La crisis económica y política que vive Venezuela, a pocas semanas de las elecciones presidenciales del 20 de mayo, se refleja en una ola de emigrantes sin precedentes para un país acostumbrado, durante décadas, a recibir inmigrantes. Hiperinflación, deterioro económico e inseguridad son algunas razones esgrimidas por los millones de venezolanos que han dejado su país.

Casi un 10% de la población vive en el exterior, según el sociólogo Tomás Páez Bravo, autor de “La voz de la diáspora venezolana”.

La investigación de Páez cifra ya en unos 3,3 millones el número de emigrados, sobre todo a Colombia, Estados Unidos, España y otros países latinoamericanos como Argentina, Brasil, Perú o Chile.

Según un informe de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), entre 2015 y 2017, el número de inmigrantes venezolanos en Latinoamérica pasó de 89.000 a 900.000 personas, lo que representa un incremento de más del 900%. En todo el mundo la diáspora creció en ese mismo periodo casi un 110%, al pasar de 700.000 personas a 1,5 millones, agregó la misma fuente.

“Estos números representan una de las más importantes crisis migratorias que hemos vivido en los últimos años, pero está siendo bien gestionada gracias a la solidaridad de los países vecinos”, afirmó en la rueda de prensa bisemanal de la Organización de las Naciones Unidas, en Ginebra el portavoz de la OIM, Joel Millman.

La mayoría de los venezolanos han emigrado a países límítrofes, como Colombia o Brasil, pero también a Chile, Argentina, Ecuador, Perú y Uruguay, aunque hay datos desagregados por países.

La entrada a Colombia se hace, en su mayor parte, por Cúcuta; a Brasil, por el estado de Roraima; a Ecuador, por Rumichaca; a Perú, Tumbes y a Chile, por Tacna.

La mitad de los que llegaron a países latinoamericanos han logrado permisos de residencia permanentes o temporales. “No es algo que ocurra a menudo”, elogió.

Según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), hasta el 26 de abril, 170.169 venezolanos habían pedido ser considerados solicitantes de asilo a nivel global, 24.000 de ellos en Brasil. “Muchos están obteniendo visados humanitarios u otros tipos de permisos”, dijo el vocero de Acnur, Andrej Mahecic.

Esta semana, la OIM llevó a cabo la segunda tanda de reubicaciones desde el estado de Roraima a otros puntos de Brasil, para descongestionar este estado fronterizo, que hasta abril había registrado a 43.000 venezolanos. En total, 236 venezolanos fueron trasladados desde Boa Vista hasta Manaos y San Pablo. Este contingente se suma a otro de 265 venezolanos que fueron a San Pablo y en Cuiba en abril. (Télam-DPA)

Temas

Venezuela
Comentarios