Debido a la lluvia, el “Santo” realizó una práctica liviana en un gimnasio

30 Abr 2018 Por Bruno Farano
1

LE ESCAPARON A LA LLUVIA. Franco Costa formó parte del plantel que se entrenó en una cancha techada de Chicago. prensa casm

“En estos momentos, la temperatura en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es de 17 grados, con tormentas fuertes y algunas ráfagas de viento”. La información brindada por el comandante del vuelo en el que LG Deportiva viajó a Buenos Aires, segundos antes de que la aeronave despegara desde el aeropuerto “Benjamín Matienzo”, anticipó una jornada difícil.

Y ni bien la nave tocó el suelo al llegar a destino se comprobó que las estimaciones del Jefe de la Tripulación no eran erróneas.

“Es increíble la cantidad de agua que está cayendo. Comenzó alrededor de la 1 de la mañana y nunca paró. Es más, pareciera que tendremos agua por varios días”, confirma los hechos Daniel, un taxista que espera pasajeros en la puerta del aeroparque “Jorge Newbery”.

Las predicciones del chofer tampoco son erróneas. El aguacero sigue firme durante el transcurso de la mañana. Y en medio de la confirmación de la suspensión de algunos partidos de la Superliga, en el búnker de los “Santos” también deben ponerse a reordenar el cronograma de tareas de cara a la gran “final” de esta tarde.

El cuerpo técnico liderado por Rubén Forestello tenía la idea de realizar, ayer a la mañana, una sesión liviana en el predio que Boca posee en Ezeiza. Pero la tormenta alteró ese plan.

Luego del desayuno y al ver que la lluvia seguía firme, el cuerpo técnico decidió posponer la última práctica. Allí los encargados de la logística tuvieron que ponerse a trabajar contrarreloj, con el objetivo de conseguir un lugar techado para no pasar sofocones por la tarde.

“Ojalá pare esta lluvia, porque así no hay cancha que aguante”, dijeron algunos dirigentes que miraban atónitos la intensa caída de agua en la puerta del hotel céntrico donde el plantel aguarda el juego contra Brown.

Sin embargo, y más allá de las suspensiones de los partidos que debían jugarse ayer en Buenos Aires por los diferentes torneos de la AFA, el optimismo es grande y se espera que el clima cambie hoy. Debido a la lluvia los jugadores tuvieron la mañana libre. La gran mayoría optó por quedarse en sus habitaciones a tomar mates y mirar los encuentros del fútbol europeo. Sólo Matías García, Gabriel Graciani y Cristian Correa desafiaron al aguacero y caminaron algunas cuadras hasta un shopping que está a pocas cuadras del hotel donde se alijan.

Por la tarde, el plantel “albirrojo” realizó un entrenamiento liviano en una cancha techada propiedad de Nueva Chicago. Pese al cielo encapotado, y un frío que comenzaba a hacerse más agudo con el correr de las horas, los futbolistas trabajaron de muy buen ánimo.

La lluvia comenzó a bajar su intensidad en las últimas horas de ayer y todo parece indicar que el duelo en el “Lorenzo Arandilla” no será pasado por agua.

De los 19 futbolistas, uno se quedará al margen

Darío Forestello decidió llevar a Buenos Aires a 19 jugadores. Además de los titulares están concentrados Cristian Correa, Esteban Espíndola López, Diego Martínez, Emiliano Albín, Lucas Bossio, Damián Arce, Franco Costa y Sergio González. Uno de ellos se quedará afuera del juego de hoy.

Oliver, Galeano, Benegas y “Vitín” darán su apoyo

Hoy por la mañana arribarán a Buenos Aires algunos dirigentes junto a los jugadores Francisco Oliver, Juan Galeano, Víctor Rodríguez y Nicolás Benegas. Los cuatro futbolistas no fueron tenidos en cuenta para este partido por el entrenador Rubén Darío Forestello, pero no quisieron perderse la oportunidad de apoyar a sus compañeros en el trascendental encuentro.

Aunque no pueden entrar, los hinchas dirán presente

De acuerdo a lo que se escuchó ayer en el aeropuerto “Benjamín Matienzo”, todos los vuelos con destino a Buenos Aires llevaban un gran número de hinchas de San Martín. Si bien no se venderán entradas para los simpatizantes visitantes, se esperan más de 4.000 tucumanos en Buenos Aires. Hasta último momento, los directivos “santos” intentarán poner una pantalla gigante en el estadio de Nueva Chicago.

Comentarios