Seis titulares que planta hoy el “Santo” ya protagonizaron el pasaje a una categoría superior

El partido con Brown de Adrogué arranca a las 15.30 y se lo podrá ver por TyC Play y por TyC HD.

30 Abr 2018 Por Bruno Farano
1

CON EL “LOBO”. Matías García ascendió con Gimnasia (La Plata) hace cinco años. la gaceta / foto de DIEGO ARáOZ

En el fútbol, como en la vida, la experiencia juega un papel preponderante. Los años y las vivencias previas resultan clave a la hora de encarar cualquier desafío.

Es cierto que para lograr el boleto que lo regresaría al fútbol grande en forma directa el “Santo” depende de un tercero: más allá de ganar su juego en el “Lorenzo Arandilla” de Adrogué debe esperar que Almagro no sume los tres puntos en su excursión a Puerto Madryn.

Lo mental resultará crucial en esta defición. En la previa a uno de los partidos más importantes de los últimos años para San Martín surge un dato para nada despreciable. La misión de lograr el ascenso a la Superliga no está en manos de improvisados.

El equipo que Darío Forestello pondrá en cancha esta tarde tiene seis jugadores con experiencia en lograr ascensos. Ignacio Arce ascendió con Unión a Primera División y con Atlético Paraná a la B Nacional; Rolando Serrano y Gonzalo Rodríguez subieron con el “Santo” a la B; Matías García logró el ascenso a Primera con Gimnasia y Esgrima (La Plata); Alejandro Altuna subió de la B Metropolitana a la B Nacional con Flandria, y Walter Busse ascendió a la máxima categoría dos veces con Gimnasia y Esgrima (Jujuy) y una con Defensa y Justicia. Estos jugadores son algunos de los puntales en los que se apoyará el sueño de media provincia.

Ellos no estarán solos. Ismael Benegas y Claudio Bieler no lograron ascensos, pero sí varios títulos a lo largo de su carrera. El zaguero paraguayo consiguió seis campeonatos en su país con la camiseta de Libertad; “Taca” acumula dos títulos nacionales (Colo Colo, de Chile, y Kansas City, de Estados Unidos) y tres coronas internacionales (una Copa Libertadores, una Copa Sudamericana y una Recopa Sudamericana con Liga de Quito).

Y hay más. Algunos suplentes también sumaron conquistas en sus carreras. Cristian Correa ascendió de la Primera C a la Primera B Metropolitana con Deportivo Español; Damián Arce ascendió a la B Nacional con Almagro; Diego Martínez integró el plantel de Patronato que llegó a Primera, y Emiliano Albín logró dos campeonatos uruguayos, con Peñarol.

“Obvio que la experiencia influye en estos casos; aunque la ansiedad de querer jugar cuanto antes el partido siempre está y no es fácil manejarla”, admite García, uno de los pilares del plantel, que ya conoce lo que significa subir a la élite del fútbol argentino. “Caco” intenta no volverse loco; por el contrario, prefiere enfocarse sólo en vencer a Brown esta tarde: “debemos concentrarnos en ganar; después veremos cómo se dan el resto de los resultados”.

Altuna considera que la experiencia en estas instancias importa, pero que no es determinante. “Sirve que haya jugadores con finales encima, pero estos partidos decisivos se definen por pequeñas cuestiones, y siempre lo ganan los equipos que menos errores cometen”, afirma el volante central.

Los sueños de San Martín descansan en jugadores con experiencia en ascensos. Un dato esperanzador a horas del juego más importante de los últimos tiempos.

Comentarios