Cartas de lectores

27 Abr 2018
1

¿BASURALES CERO?
Decimos en Tucumán “basta de basurales”. Es evidente que el proyecto “basurales cero” de la Municipalidad capitalina fracasó. Impresionante basural en Italia y Thames, en pleno San Miguel de Tucumán. El problema de los basurales en la provincia ya se convirtió en un problema de gestión y plenamente de una decisión política. Ya a esta altura de los gobiernos municipales y provincial no se ven los resultados de un Tucumán limpio, sino la multiplicación de basurales y cada vez más grandes y obscenos. Está claro, ya que no tuvo buenos resultados usar la “histérica escoba loca” ; resolver el drama de la basura es mucho más profundo y parte desde una educación ambiental temprana. Mientras no se sienten a conversar sobre el tema el gobernador, Juan Manzur, y el intendente, Germán Alfaro, cualquier esfuerzo será en vano. Se debe tomar, ya, la decisión política de trabajar en bien de la gente.
Pedro Martínez

¿BASURALES CERO?

Decimos en Tucumán “basta de basurales”. Es evidente que el proyecto “basurales cero” de la Municipalidad capitalina fracasó. Impresionante basural en Italia y Thames, en pleno San Miguel de Tucumán. El problema de los basurales en la provincia ya se convirtió en un problema de gestión y plenamente de una decisión política. Ya a esta altura de los gobiernos municipales y provincial no se ven los resultados de un Tucumán limpio, sino la multiplicación de basurales y cada vez más grandes y obscenos. Está claro, ya que no tuvo buenos resultados usar la “histérica escoba loca” ; resolver el drama de la basura es mucho más profundo y parte desde una educación ambiental temprana. Mientras no se sienten a conversar sobre el tema el gobernador, Juan Manzur, y el intendente, Germán Alfaro, cualquier esfuerzo será en vano. Se debe tomar, ya, la decisión política de trabajar en bien de la gente.

Pedro Martínez
[email protected]


REFORMA ELECTORAL Y ACOPLES

Hay una especie de gradualismo entre el oficialismo y la oposición, respecto a la reforma electoral. Mientras el oficialismo impulsa una reducción de los acoples, a través de la disminución de la cantidad de los partidos políticos minoritarios, la oposición pretende que los acoples se reduzcan a uno solo, sin reformar la Constitución provincial. Esta es la posición dirigencial del oficialismo y oposición, respecto a un tema tan importante. Pero, ¿qué dice el pueblo? Creo, sinceramente, como ciudadano integrante del pueblo, que para terminar con un sistema que sólo ha traído corrupción y clientelismo, debe seguirse una posición radical, principista; debe declararse la necesidad de la reforma constitucional para suprimir de cuajo los acoples, además de otras reformas que puedan introducirse que mejorarían el sistema electoral y, por ende, las instituciones, en beneficio del pueblo, tales como la supresión de las secciones electorales en que se ha dividido la Provincia, volver al sistema bicameral e introducir el balotaje a imagen y semejanza de la Constitución nacional. No hay una posición principista en la oposición: quiere reducir a un acople, lo que jamás será aceptado por el peronismo, que es acoplero, y hasta es contradictoria, ya que si habla de acoples en plural, y pretende reducir a un acople, se contradice con el plural acoples. Como bien lo dice el periodista Juan Manuel Asis en el análisis LA GACETA (24/4) en una comparación futbolera, “sugerirle al peronismo que reduzca la posibilidad del acople en un solo partido, es como pedirle al Barcelona que no ponga a Lionel Messi contra el Real Madrid, sin que este tenga a Cristiano Ronaldo en el equipo”. No habrá más que un gatopardismo, un maquillaje. Creo que al “cáncer” hay que extirparlo de raíz si se quiere cambiar y aprovechar la declaración, por ley, de la necesidad de la reforma de la Constitución provincial. Así, se podría suprimir de la misma reformas introducidas en 2006, diseñadas para facilitar el clientelismo, como la división de la provincia en tres secciones electorales e incorporar el balotaje a semejanza de la Constitución nacional, para evitar que nos gobierne una minoría, como ocurriría en el caso de que por divisiones internas se presentaran tres o cuatro partidos con fuerzas parejas. Sé que lo que pretendo es una utopía ante la posición dirigencial, pero hay muchas utopías que se convierten en realidades, si se lucha por imponer los principios y existe la firme voluntad de cambiar.

Hugo A. Zerdán

[email protected]


ELECCIONES EN LA FACULTAD DE ARTES

Acondicionar hechos constatables al deseo de lo que queremos o necesitamos que sean, es una de las definiciones de la posverdad. A su vez, actualmente, el arte se nos aparece como esa parcela del conocimiento humano en donde las reglas se suspenden constantemente para dar lugar a unas nuevas, lo cual facilita la interpretación de que el arte es un lugar en donde todo puede suceder, en donde cualquier cosa puede hacerse. Incluso inventar un currículum. Incluso, inventarse un lugar que no se posee en la escena nacional e internacional. No es extraño, sin embargo, que alguien que hace esto se postule como autoridad en una institución superior dedicada a la enseñanza de las artes, pues finalmente se trata de un derecho. Curioso es que lo acepten alumnos, docentes y egresados, que conocen las profundas complejidades de su mundo, que sí se hallan inscriptos en él y que deberían bregar por una facultad en la que sus directivos se hallen compenetrados de las especificidades disciplinares que abarca su oferta educativa y, consecuentemente sean capaces de conducir su derrotero en el contexto de la escena artística local, nacional y, por qué no decirlo, también internacional.

Carlota Beltrame

[email protected]


DEUDA EXTERNA

Hace tiempo que asistimos absortos a la venta indiscriminada de dólares por parte del Banco Central, bajo el supuesto de intentar que no suba la cotización de la moneda estadounidense. Sin embargo, y a pesar de que la medida no tiene éxito, el Banco Central persiste en seguir vendiendo dólares. Es curioso que jamás se publique quiénes compran esos billetes. Es curioso observar cómo proliferan las ofertas de créditos en efectivo, por parte de entidades financieras que no exigen mayores requisitos. Este panorama nos induce a pensar que estamos en un país cuyo mayor defecto es que gran parte de las fuerzas vivas están dedicadas a obtener una renta financiera inmediata. No hay duda de que estamos en un país altamente endeudado con organismos internacionales, pero el Gobierno Nacional persiste en su política facilista de recurrir a más créditos, con lo cual sólo vemos que se aumenta nuestra deuda externa. Vivir de prestado y gastar más de lo que producimos ha sido nuestro mayor defecto por años. Sin embargo, seguimos repitiendo las mismas conductas irresponsables que nos caracterizan y que han sido señaladas incluso por organismos internacionales, que nos advierten del peligro de seguir endeudándonos. Por lo tanto, sólo nos resta esperar que ocurra el milagro de iluminar la mente de nuestros gobernantes, para que podamos salir del círculo vicioso en que estamos. Obviamente, debemos empezar por bajar el costo de toda la politiquería, y si somos inteligentes, podremos copiar los modelos de Chile, Bolivia o Uruguay.

Humberto Hugo D’Andrea

[email protected]


USURPACIONES

Con mucha tristeza veo que en mi querido Cadillal (mal nombrada “villa turística”) las usurpaciones son historia de todos los días. Ahora hay nuevos intentos de gente que no es de la zona y sólo quieren esos terrenos para después venderlos. Esta historia ya es conocida por gente de la Secretaría de Turismo y del Gobierno Provincial, que nada hacen por mantener este lugar presentable, aunque sea un poco. Dentro de poco, esto no se llamará “villa turística”... sino “favela El Cadillal”.

Norberto Esteban Sicardi

[email protected]


EDUCACIÓN

Hace unos días, una señora, docente primaria en actividad, me comentaba que entre las madres de sus alumnos hay una señora travesti que sobresale en la atención a sus hijos. Porque les enseñó muchas cosas que la mayoría de las madres no enseñan, como ser, a conocer el domicilio de su casa, sus números de documentos, los nombres de sus maestras, su directora y la escuela, el respeto hacía sí mismos y a los demás, las condiciones de higiene, los buenos modales, las reglas básicas de convivencia escolar, la valoración de los símbolos patrios y, sobre todo, a no faltar a clase y a realizar las tareas de manera impecable, tanto como el aliño personal que exhiben diariamente. A lo que hay que agregar que es la primera en llegar a las reuniones de padres. Siendo que, supuestamente, las madres son educadoras naturales, ¿qué pasa en la actualidad, que la mayoría de ellas no se comporta como esta ejemplar señora? ¿Dónde quedó el paradigma de la madre educadora por excelencia? ¿A dónde fueron a parar las enseñanzas de la Iglesia, que transmitió y transmite a todas las madres del mundo su mensaje de educación y progreso para sus hijos y la sociedad en la que están insertos? ¿Olvidan o desconocen las actuales madres, que Dios mismo, para revelarse, necesitó una madre educadora para su hijo, redentor de la humanidad? ¿Cuál es el espejo en el que se están mirando las madres? ¿Qué es lo más importante en orden a atención en sus vidas? “La madre es para el hombre la personificación de la Providencia, es la tierra viviente a que se adhiere el corazón, como las raíces al suelo”, decía Domingo F. Sarmiento, a lo que agregaba: “En el humilde hogar de la familia de que formé parte, donde la escasez era un caso y no una deshonra, gracias al esfuerzo de mi madre se ha practicado siempre la noble pobreza como una virtud”.

Daniel E. Chávez

[email protected]


¡BASTA DE INSEGuRIDAD!

Impotencia, desesperación, y tantas otras cosas, es lo que siente una madre cuando se entera que a su hijo de 16 años le apuntaron con un arma para robarle el celular a la salida de la cancha de Atlético Tucumán después de ver el partido. Lo primero que hace la madre es agradecer que su hijo está vivo y no le ha pasado nada. Después, recordar que la semana anterior, cuando también le robaron el celular, se conformó pensando que los ladrones esa vez no habían utilizado armas. ¡Basta ya! No podemos seguir viviendo en esta inseguridad, observando la indolencia de quienes están obligados a darnos soluciones. ¡Basta!

Dora Prebisch

[email protected]


¿INTERNET PARA TODOS?

La crisis energética golpea a todos los países que dependen de los hidrocarburos para su producción; cuando estos escasean, la producción de energía se empobrece. Argentina no escapa a esa premisa, y la demora en implementar políticas energéticas sustentadas en recursos renovables y/o energías alternativas limpias, complica hoy la capacidad del país en abastecer a todos sus usuarios. Con incrementos siderales de tarifas e intentando restringir el consumo en los hogares, el actual gobierno planea moderar la demanda y retener a las empresas proveedoras, tentándolas con las ganancias pasadas y futuras a fin de que no logren ver los riesgos de quedarse en el país. Pero lo cierto es que esas pantallas en las que destellan estas letras y todo el mecanismo que posibilita que los argentinos vivamos interconectados virtualmente a otros seres virtuales y rodeados de tecnología, son en parte los responsables de un exceso de consumo. Si miramos la lista de países con mayor consumo de energía eléctrica veremos que Argentina ostenta el puesto 30 (con 123 miles de millones de kW/h) y el puesto 29 entre los países con mayor producción de ella (con 134 miles de millones de kW/h) y el puesto 13 entre los países con mayor número de servidores de Internet (al 2012, algo más de 11,23 millones) lo que es un número elevado en relación a la cantidad de habitantes del país (estudios datados en 2017, revelan que en ese entonces el 80% de los argentinos eran usuarios de internet). Ante este panorama caben dos preguntas: ¿Fue inteligente, por parte del gobierno actual, fomentar la inclusión tecnológica en escuelas y hogares, masificando aún más el uso del internet en el aula, a sabiendas de que incrementar el consumo energético haría eclosión en todo el sistema? Y una segunda pregunta: ¿Estaremos dispuestos en un futuro muy próximo, cuando la producción de energía eléctrica no cubra la demanda, a desconectarnos?

Karina Zerillo Cazzaro

[email protected]

Comentarios