Guerra de clanes: “actuaron con descaro, con impunidad”

El comisario (r) Ibáñez, secretario de Seguridad, reconoció que el caso generó preocupación entre los funcionarios del Gobierno

26 Abr 2018
1

SIN NOVEDADES. Por orden del Ministerio de Seguridad, se reforzó la presencia de policías en el Monumental por temor a que se registren incidentes. la gaceta / foto de inés quinteros orio

En la Casa de Gobierno no quisieron hablar mucho de lo que había sucedido en la madrugada de ayer. Las horas pasaron y en el Ministerio de Seguridad, en particular, se dijo poco y nada tras el secuestro que sufrió Margarita Toro, señalada líder de una banda narco radicada en Villa 9 de Julio. Las autoridades de la cartera gubernamental y de la Policía se preservaron y remarcaron que su objetivo era “resguardar la seguridad de la comunidad”.

La Justicia Federal comenzó a investigar qué le pasó a la mujer. De acuerdo a fuentes oficiales, estuvo privada de su libertad durante más de cinco horas, luego de que un grupo de hombres, que se desplazaba en una camioneta Amarok blanca, la retuviera un par de horas y provocara una dura amenaza por parte de sus seguidores.

“Ya no nos importa la ‘cana’. Esto va a terminar hasta que se matemos todos”, sentenció un joven que sería pariente de la víctima en una grabación que se conoció durante la jornada, enviado vía WhatsApp, aparentemente, a un familiar de Gustavo “Gordo” González, el líder de la barrabrava de Atlético.

Luis Ibáñez, secretario de Seguridad, reconoció que esa situación generó preocupación en el entorno del Ministerio de Seguridad, aunque también centralizó ese contexto en un conflicto particular: “aquí, dos bandas llegaron a establecerse (en el barrio). Son dos bandas involucradas en una causa que está en manos de la Justicia Federal”, expresó.

Ibáñez remarcó que en este hecho, las bandas actuaron de manera “liviana”. “Actuaron con descaro, se podría decir con impunidad. Por lo menos, estamos avanzando en la investigación, con instrucción de la Fiscalía y el Juzgado Federales”, añadió el funcionario provincial. “No quiero opinar sobre esto. La investigación está abierta, con mucho aporte por parte de Inteligencia”, agregó.

Para la liberación de Margarita Toro, sus allegados habrían abonado $ 500.000, lo que representaba una parte del total exigido por los supuestos autores del hecho, según confirmaron fuentes policiales y judiciales. Toro habría acusado a “El Gordo” González y a su hijo Abel de haber ideado el ataque.

“Trabajamos para darle seguridad a toda la población (…) Repercusiones habrá a través de la intervención judicial. La Policía de la provincia ha colaborado desde el inicio con la Justicia Federal, que tiene competencia en el caso”, respondió el jefe de Policía, José Díaz, al ser consultado sobre si la denuncia del secuestro podría llevar a un conflicto de mayores dimensiones entre las bandas involucradas.

El comisario señaló que conoce a los integrantes de las bandas, tanto el Clan Toro como Acevedo, a través de la referencia pública.

En paralelo al avance de la investigación judicial, ¿se puede generar un enfrentamiento considerable en esa zona de San Miguel de Tucumán? “No hago futurología. Trabajamos en función de nuestros recursos para brindar seguridad en la provincia”, contestó el funcionario.

En el Monumental

El secuestro de Toro se registró horas antes del encuentro de fútbol entre Atlético y The Strongest de Bolivia por Copa Libertadores. Díaz, previo al evento deportivo, indicó que la fuerza de seguridad provincial iba a implementar el programa “Tribuna Segura” en el estadio Monumental.

El jefe de Policía anunció por la tarde el funcionamiento de este plan de control de hinchas en las afueras de la cancha del “Decano”, en momentos en que las versiones sobre una posible represalia del Clan Toro por el secuestro generaba inquietud en el ambiente futbolístico.

“La Policía, junto con el Ministerio de Seguridad, está afectada para que este evento deportivo se desarrolle con absoluta normalidad y se garantice la presencia del público”, expresó.

En una entrevista con la radio LV 12, el comisario aseguró también que no había motivos para alarmarse: “todo nuestro accionar está en pos de lograr la tranquilidad en la capital y en el evento deportivo de la tarde”. “Le pido al ciudadano que va a presenciar el espectáculo lo haga con despreocupación porque, nuestro esfuerzo está empeñado en que se desarrolle con total normalidad”, dijo previo al evento deportivo.

Y fue así. El clima de tranquilidad reinó durante el encuentro de fútbol. Aunque llamó la atención la ausencia de las banderas que identifican a la La Inimitable, la barra de Atlético, que han sido expuestas en cada partido.

En Esta Nota

Margarita Toro
Comentarios