A la cama o a pasear vestidos de animalitos

Los kigurumis son pijamas abrigados y originales. El diseño más solicitado en Tucumán es el unicornio.

18 Abr 2018

Otra vez nos atrapa Japón. Ya arrasó con el sushi, el manga y hasta con Pokémon, que tuvo a medio mundo cazando los personajes con el celular en la mano por todo el centro. Desde hace un año, los tucumanos han adoptado los kigurumis. Se trata de pijamas de animales, que parecen disfraces, con capucha, sin pies y bien abrigados, que en Oriente también se usan por las calles de la ciudad o en eventos cosplay. Y cuando el frío comienza a aparecer, los encargos y las compras por internet de esta ropa de cama aumentan de forma exponencial.

Kigurumi deriva de los términos japoneses kiru (vestir) y nuigurumi (animal de juguete). En el mercado internacional se encuentran también en pijamas de verano, con mangas cortas y géneros livianos, tanto de personajes japoneses como de películas estadounidenses, como Lilo & Stitch, Winnie the Pooh, Monsters Inc y otros.

“Creo que en el invierno lo voy a usar hasta para ir al súper”, bromea Sonia Carbonell, cuando habla sobre su kigurumi con forma de vaca. Lo compró por Facebook el año pasado a $ 900 y añade que es la “ropa” de invierno más calentita que pueda usar. “Amo mi pijama de vaca. Con las plantuflas de unicornio ya no salgo de casa en todo el invierno”, vuelve a reírse la maquilladora tucumana.

María Emilia Abdala Cancelli acostumbra comprar cosas online y de esa manera suele estar al tanto de lo que se usa en otras partes del mundo, sobre todo en Japón, cuya cultura la atrae particularmente. “Me gustaban mucho los kigurumis, pero me parecían muy caros, más el envío se hacía mucha plata. Entonces, como estudiante de la licenciatura en Diseño Textil e Indumentaria los empecé a hacer desde 2016. Confeccioné un molde según mis gustos y lo que a mi criterio quedaba más bonito, y ofrecí el producto terminado en mi página Wonderland Online Store. Tuvieron muy buena recepción, tanto en Tucumán como en otras provincias”, comenta la diseñadora.

Entre sus clientes, confiesa, abundan los adolescentes, y son hombres y mujeres los que hacen los pedidos. Entre los motivos más solicitados están los unicornios, los pandas, Sitch, Totoro y Pikachu.

Sobre el por qué de esta tendencia, Abdala Cancelli cree que es el carácter novedoso, que inspira ternura, algo que está muy presente en estas generaciones. “En Japón existen estudios que giran en torno al concepto de lo ‘kawaii’, que se traduciría como ‘tierno’, pero que a la vez tiene todo un trasfondo cultural muy de ellos. Eso es algo que de a poquito está llegando aquí y la gente se muestra cada vez más interesada”, detalla.

¿Pero dormir tan abrigado es lo mejor para nuestro cuerpo? Cristian Trouvé, médico generalista, sostiene que en el invierno sí pueden ser convenientes estos pijamas si el ambiente no está bien calefaccionado (“aunque también deberían cubrirse los pies”), ya que el cuerpo cuando dormimos entra en un estado de reposo o “stand by”, en el que se reduce al mínimo el metabolismo y la producción de calor disminuye. Agrega que lo importante es que, mas allá del material con el que estén hechos (peluche, algodón, polar), sean lavables para que no acumulen alergenos.

Comentarios