Empresarios del transporte piden exenciones fiscales

Denuncian la crisis más dura en tres lustros

17 Abr 2018
1

Los empresarios del transporte público de la provincia denunciaron que el sector atraviesa una de las crisis económicas más crudas en los últimos 15 años y solicitaron medidas urgentes al Gobierno provincial.

“En las condiciones actuales se hace inviable la actividad. Se está condenando al quebranto a un servicio público esencial y está comprometida la fuente de trabajo de más de 4.500 familias. Por eso solicitamos que se declare la emergencia para el transporte público y la puesta en marcha de un plan de recuperación”, reclamó Daniel Orell, presidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat).

Los propietarios de las firmas aseguraron que el incesante incremento de precios de los insumos, el congelamiento de subsidios del Gobierno nacional y los ajustes de tarifas anuales son los factores que profundizan la crisis del sector y, aseguraron, obligan a que el servicio se deteriore. “Muchos de nuestros insumos, sobre todo el precio de las unidades, están dolarizados. Los aumentos de esta moneda significan costos que impactan de forma inmediata y que sólo se pueden recuperar con un aumento de tarifas. En una economía altamente inflacionaria no podemos seguir sosteniendo una política de actualización de tarifas anual”, se informó desde Aetat. Los propietarios de las firmas de colectivos explicaron que una unidad nueva, con piso bajo y aire acondicionado, ronda los $ 3 millones.

“Proponemos cuatro medidas para salir de estas situación en el marco de la emergencia del transporte público: exenciones impositivas de gravámenes provinciales y municipales, la aplicación de subsidios provinciales y municipales (como se realiza en otras provincias, como Salta), el reordenamiento del tránsito en la capital y el ajuste inmediato de tarifas para cubrir los incrementos salariales”, expresó Orell.

Los empresarios aseguraron que la Provincia carece de una política de Estado para el Transporte Público: “esto es evidente por los aumentos de impuestos que incrementan la presión tributaria y tornan insoportable sostener una actividad que tiene la tarifa regulada y todos sus ingresos declarados. La Provincia incrementó Ingresos Brutos y la Capital impuso el insólito gravamen por la implementación de la tarjeta Ciudadana, que se suma al alto costo de administración, por encima de la vigente de la par de Buenos Aires, la SUBE”, continuó Orell. Y agregó: “la crisis pasa por mantener la actividad con una tarifa deficitaria de hace cuatro años, cobrando un boleto $ 5 más bajo de lo necesario para garantizar la rentabilidad del sector. Son pérdidas millonarias que llevan a un endeudamiento altísimo para pagar los sueldos”.

Desde Aetat recordaron que hace años solicitan el armado de una mesa de diálogo para fijar las metas del transporte público para las próximas décadas. “Mientras que nos descapitalizamos año a año con las tarifas deficitarias, que hacen que envejezca la flota y el servicio sea peor, se redujo la cantidad de pasajeros por la proliferación de transportes ilegales y la falta de control”, finalizó Orell.

Comentarios