Un chofer y su hijo, aprehendidos por un ataque

Un hombre permanece internado en grave estado en el Padilla; su familia dice que fue agredido por el hijo de un colectivero de la línea 107. La víctima sufrió un traumatismo de cráneo. Su familia dice que lo tiraron del vehículo. El abogado del chofer niega esa secuencia.

15 Abr 2018
1

PREOCUPADOS. Los familiares de Vázquez aguardan noticias en el hospital. la gaceta / foto de Antonio Ferroni

Un colectivero y su hijo fueron aprehendidos por una brutal golpiza que recibió un pasajero, quien terminó internado, en gravísimo estado, en el hospital Padilla.

Los familiares de Juan Carlos Vázquez, de 59 años, contaron que el viernes por la noche, el hombre viajaba en el interno 9 de la línea 107. Se dirigía a su domicilio en el barrio Divino Niño de Las Talitas.

Había pasado el día en el campamento que Vialidad de la Provincia tiene en Raco, donde desde hace 30 años se desempeña como maquinista. Según consta en el parte policial, el chofer y su hijo manifestaron en la comisaría 1ª que “habían tenido un percance con un pasajero”. Luego, reiteraron sus dichos en Tribunales.

Los familiares de Vázquez tienen una versión diferente. Según contaron a LA GACETA, el hombre fue víctima de un terrible ataque.

“Lo que nos dijeron algunos testigos es que mi papá se quiso bajar del colectivo. Tocó el timbre pero el chofer no se detuvo. Mi papá fue hasta adelante y le reclamó”, contó Agustín Vázquez.

“El hijo del colectivero comenzó a golpearlo y lo arrojó afuera del colectivo. Cuando mi papá se estaba por incorporar, esta persona bajó y lo pateó en la quijada. Al parecer también lo hizo golpear contra el pavimento”, agregó.

“Lo dejaron tirado a mi papá y se quisieron escapar. A los 200 metros los pararon agentes de la Policía, que habrían visto todo lo que sucedió”, señaló Andrea Vázquez.

“Hay testigos, están los agentes, pero también los pasajeros. Nos dijeron que el colectivero iba con toda su familia charlando a su lado y que se reían”, señaló.

“Esto nos llamó mucho la atención porque él jamás tuvo un problema así. Es una persona muy tranquila, para nada agresiva. Todo esto es muy extraño”, dijo Graciela Díaz, pareja de Vázquez. “Le fracturaron el cráneo y, no conformes con eso, le siguieron pegando. Fue una actitud asesina. Juan Carlos es una persona que no tiene problemas con nadie”, explicó.

Personal de la Fiscalía I en lo Penal, a cargo de Mariana Rivadeneira, se presentó en la sede policial, en el lugar de los hechos y en el Padilla. Después de ponerse al tanto de los detalles del suceso, dispuso que fueran aprehendidos Juan Pablo y Agustín Rivas, de 46 y 19 años, respectivamente.

Otra versión

“No venía como pasajero; intentó subir al colectivo. Estaba en una parada antigua, por calle Charcas, donde no se para desde hace un mes, por la inseguridad”, señaló Ernesto Baaclini, abogado de UTA (Unión de Tranviarios Automotor), quien asesora legalmente al chofer.

“Esta persona se subió al estribo y empezó a pegarle al chofer. Su hijo iba en un asiento atrás. Se incorporó al ver que estaban atacando a su padre. Este hombre retrocedió, se tropezó y cayó al pavimento. Ellos mismos lo asistieron hasta que llegó la ambulancia”, argumentó.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios