Pella ganó el punto decisivo y Argentina jugará por el ascenso a la Serie Mundial de la Davis

El bahiense le ganó el quinto punto de desempate a Christian Garín 6/3 y 7/6 (3).

07 Abr 2018
1

Guido Pella. TÉLAM

Con una notable actuación de Diego Schwartzman, Argentina jugará el repechaje para ingresar a la Serie Mundial de la Copa Davis, tras derrotar 3-2 a Chile en el match por la Zona Americana I de ascenso.

El quinto y decisivo punto fue logrado por el argentino Guido Pella, quien venció al chileno Christian Garín, 267 del escalafón, por 6-3 y 7-6 (7-3) en 108 minutos.

De esta manera, Argentina jugará en septiembre próximo el repechaje para ascender a la Serie Mundial con un equipo a sortear.

Pese a haber jugado horas antes el partido de dobles, que ganó merecidamente Chile, Pella logró sobreponerse al esfuerzo y derrotó con relativa facilidad al tenista chileno, en la pista de arcilla del estadio Aldo Cantoni de San Juan.

Más temprano, Diego Schwartzman, 15 en el ranking mundial de la ATP, había empatado el match superando a Nicolás Jarry, que jugó en gran nivel tres partidos en la serie, por 6-4 y 6-4, en 98 minutos.

Chile se había puesto en la serie 2-1 al vencer en el partido de dobles. La pareja chilena, integrada por Jarry y Hans Podlipnik, ganó con parciales de 6-7 (7-9), 7-5 y 6-3 a los argentinos Pella y Máximo González, en tres horas de partido.

Argentina disputará entre el 14 y el 16 de septiembre un repechaje contra alguno de los ocho equipos que cayeron en la primera ronda del Grupo Mundial: Holanda, Japón, Gran Bretaña, Australia, Suiza, Canadá, Serbia y Hungría.

El equipo local conquistó la Copa Davis en 2016 por primera vez en su historia, pero al año siguiente perdió la categoría al caer en el repechaje con Kazajstán.

La serie comenzó el viernes con el triunfo de Schwartzman, 15 en el ranking mundial de la ATP, sobre Garín en tres sets por 7-6 (7-2), 6-7 (7-2) y 6-2.

En el primer turno, el chileno Jarry, de gran tarea en la serie, ya que ganó dos de los tres partidos que disputó, le había dado el primer punto a su país al derrotar en tres sets al debutante argentino Nicolás Kicker 4-6, 7-6 (8-6) y 6-2.

La eliminatoria reencontró a argentinos y chilenos casi dos décadas después del escándalo del año 2000, cuando volaron sillazos por el estadio en medio de un tenso clima de rivalidad deportiva entre ambos países vecinos.

Entonces, se debió suspender el partido entre Nicolás Massú, ahora capitán del equipo chileno, y el argentino Mariano Zabaleta mientras volaban monedas, sillas y botellas por el estadio en Santiago de Chile. Pocos días antes, la selección argentina de fútbol había derrotado 4-1 a Chile por las eliminatorias al Mundial 2002.

Comentarios