La indefinición de YPF generó brechas en el valor de las naftas

La petrolera argentina se mantendrá expectante para ver cómo evoluciona el mercado. El incremento según cada empresa fue de $ 1,70 a $ 2 por litro. Se trata de la tercera suba en lo que va del año. La demanda.

08 Abr 2018
1

SIN REGULACIÓN. Desde el 1 de enero, rige en el país la libertad de las empresas petroleras para fijar sus precios de acuerdo a sus costos y políticas. dyn (archivo)

BUENOS AIRES.- La petrolera nacional YPF aún no decidió un aumento de sus combustibles, como ya hicieron días atrás el resto de las empresas del sector, y analizará la evolución del mercado en el que cuenta con una participación superior al 55% de las ventas totales.

Así lo plantearon fuentes de la empresa al ser consultadas sobre un eventual tercer incremento de precios en los surtidores, luego de los decididos a mediados de enero y en la primera semana de febrero, con los que se acumularon subas de hasta el 8% en el primer bimestre.

Desde los primeros minutos del jueves, las petroleras Axion y Shell decidieron el tercer aumento del año con alzas del 4,3% al 6,5% para el caso de la compañía propiedad del Grupo Bulgheroni y la china Cenooc, y del 4,5% al 6% para la marca de bandera angloholandesa.

A pesar de estos ajustes recientes en los surtidores, YPF se mantiene hasta el momento expectante de “la evolución del mercado” según reconocieron desde la empresa por lo que hasta el momento “no se decidió ningún incremento” y la indefinición se podría mantener durante toda la semana, aseguraron.

Brecha de precios

Las decisiones de las petroleras amplió la brecha de precios de YPF con respecto a su competencia con lo cual ofrece al mercado, por ejemplo, el litro de nafta súper a $ 24,39 frente a los $25,79 de Shell o los $25,43 de Axion, lo que podría determinar la preferencia de los automovilistas, al menos por unos días.

En el caso de los productos premium, que acumularon en el primer bimestre un crecimiento interanual de la demanda en torno al 15%, la diferencia de precios se extiende desde los $ 28,29 el litro de nafta Infinia de YPF, hasta los $ 30,27 de la V Power de Shell.

De acuerdo con los registros de venta en lo que va del año, YPF posee el 56% del mercado de combustibles líquidos, frente al 20% de Shell, 12% de Axion; 3% de Oil Combustibles y 5% de Petrobras.

Por este motivo, la decisión que se tome desde la compañía que preside Miguel Gutiérrez tomará mayor relevancia hacia el mercado de combustibles pero sobre todo por el impacto que podrá tener en el índice de precios al consumidor de abril e incluso de mayo próximo.

Lógica del mercado

Pero más allá de que el control accionario de la empresa está en manos del Estado, la conducción que viene ejerciendo Gutiérrez -y a quien ahora se sumó el nuevo CEO Daniel González- demostró que predomina la lógica del mercado y la competencia del sector de hidrocarburos.

Más aún, desde el 1 de enero rige la libertad de las empresas para fijar sus precios de acuerdo a sus costos y a sus políticas comerciales, por lo cual las decisiones ya no deben pasar por el visto del Ministerio de Energía como ocurrió en los últimos 15 años. Así, todo queda librado a las reglas de la demanda y del consumo, como sucede en la mayoría de los países.

El precio de los biocombustibles es la única referencia de costo regulada que incide en el precio final del litro de nafta o de gasoil, y al que las petroleras suman el precio internacional del barril de petróleo del tipo Brent, la evolución del tipo de cambio y el incremento inflacionario que afecta sus procesos de producción. Precisamente, los cuatro indicadores se manifestaron al alza desde el último incremento de combustibles de comienzos de febrero.

Por otra parte, los precios del crudo volvieron a caer un 2% luego de que EEUU amenazó con más aranceles sobre los productos chinos, reavivando el temor a una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo, lo que podría afectar el crecimiento global. (Télam)

Comentarios