La Capital estudia la ampliación de la peatonal Mendoza

La obra será por licitación, a la altura del 800

07 Abr 2018
1

SIN VEHÍCULOS. El municipio revalorizará la Mendoza, entre Junín y Salta. lg play

Luego de las históricas idas y vueltas respecto del sentido del tránsito en la calle Mendoza al 800 -entre Junín y Salta-, el intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Enrique Alfaro (PJS-Cambiemos), anunció el fin de la polémica: en el corto plazo, esa cuadra se sumará a las peatonales que atraviesan el microcentro capitalino.

El secretario de Gobierno municipal, Walter Berarducci, anticipó a LA GACETA que la obra será realizada por licitación, y que el jefe municipal está recibiendo los últimos informes para avanzar con los trámites administrativos requeridos para este tipo de inversiones.

“Este proyecto está enmarcado dentro de lo que es una revalorización y jerarquización de toda el área central e histórica del municipio. Esto comenzó con la primera peatonalización de calle Congreso en primera y segunda cuadra”, recordó el funcionario alfarista. En esa línea, señaló, también se modernizó el paseo sobre la Muñecas, cuya nueva etapa fue inaugurada el jueves por Alfaro. “Se está terminando también (el diseño) de la plaza Independencia y sus alrededores”, agregó el secretario de Gobierno municipal.

Detalló luego que todas estas tareas se inscriben en un “proyecto macro” para conjugar dentro del área central de la ciudad lo “comercial” y lo “histórico”. “Estamos cumpliendo con etapas; no es que vamos haciendo pequeñas obras, sino que hay una idea general, y la vamos llevando a cabo de acuerdo con las posibilidades”, advirtió.

En ese contexto, indicó Berarducci, se inscribe el proyecto para remozar la calle Mendoza al 800.

“La tendencia será la peatonalización plena o semipeatonalización de algunas arterias. Todo eso está bajo estudio de Planeamiento, que elevará los informes al intendente”, afirmó Berarducci.

Destacó que este abordaje sobre la transitabilidad no es “sólo tucumano”, sino que está siendo implementado por muchos otros centros urbanos del mundo con estas características. “Se apunta a priorizar al peatón para potenciar la principal actividad que hay en la ciudad, que es el comercio”, dijo.

Sin apuro

Todavía no hay plazos para el inicio y el final de la obra, pero Berarducci señaló que la decisión está tomada. “El intendente está trabajando con el área correspondiente para el llamado a licitación”, destacó Berarducci.

Tampoco hay montos previstos, pero en la sede municipal de 9 de Julio y Lavalle estiman que el proyecto podría insumir entre $7 millones y $8 millones, aunque esto dependerá de los estudios definitivos y del momento en que comiencen los trabajos.

De todos modos, se espera que los costos sean menores a los insumidos en tareas anteriores, ya que no sería necesario, por ejemplo, renovar los tubos de desagüe y otras conexiones subterráneas.

Los peatones, por lo pronto, parecen satisfechos con el anuncio de las obras para Mendoza al 800. “Todo lo que sea un desarrollo para la provincia es un progreso. Va a generar crecimiento”, aseguró Julio Romero con optimismo. “Me parece necesario para los peatones. Hay poco espacio para circular. Quizás se quitan algunas fuentes de trabajo, pero hay que conciliar los intereses de todos”, expresó, por su parte, Máximo Flores.

Ocurre que en esa zona hay una guardería de motocicletas y negocios de distintos rubros. “La intención no es perjudicar a nadie, sino todo lo contrario: este es un plan para potenciar el área central para todas las actividades”, afirmó Berarducci. Admitió que, más allá de esta premisa, en ocasiones el “interés general y común” puede colisionar contra un “interés particular”. Por eso, añadió, están previstas consultas con el sector privado para tratar de dialogar sobre las diferentes alternativas. A modo de ejemplo, graficó que si una cochera trabaja “por hora” podría pasar a operar, con los permisos correspondientes, a través de alquileres mensuales.

Cambio de sentido

Los vaivenes en torno a la calle Mendoza son recurrentes. El 6 de febrero, la Municipalidad volvió a cambiarle el sentido del tránsito (pasó a ser de este a oeste al 900). El objetivo planteado en aquel momento fue descongestionar Salta y agilizar el tránsito vehicular en ese tramo del microcentro, según había explicado a los medios el subsecretario de Tránsito y Transporte municipal, Juan Giovanniello. Entonces remarcó que con la medida se buscaba complementar la decisión dispuesta en 2011, cuando se cambió también el sentido de circulación de Mendoza al 800.

Sin embargo, la medida parece no haber dado los resultados esperados por las autoridades. Ahora, el anuncio del jefe municipal es avanzar directamente con la peatonalización de esa arteria.

En Esta Nota

Germán Alfaro
Comentarios