Preocupación por la crisis en Carrefour

La empresa se declaró en problemas y temen que haya despidos

07 Abr 2018

BUENOS AIRES.- La filial argentina de la cadena de supermercados francesa Carrefour se declaró en crisis y el Gobierno en Buenos Aires convocó ayer a una audiencia entre la empresa y los sindicatos para evitar despidos y cierre de comercios.

Carrefour presentó un procedimiento preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo, un mecanismo previsto en la Ley de Contrato de Trabajo previo a la comunicación de despidos o suspensiones de personal. La firma argumentó que “está atravesando una situación económica compleja tras tres años de pérdidas” y que “la apertura de este diálogo, junto al Sindicato de Empleados de Comercio y el Gobierno, le permitirá plantear un plan para reimpulsar su crecimiento”.

La caída de ventas en el rubro de super e hípermercados continuó a comienzos de 2018, con un retroceso de 3,7% en enero respecto a igual mes de 2017.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, informó ayer que el Gobierno convocó a la empresa y los sindicatos a una audiencia la semana próxima. “Existe un diálogo maduro”, expresó el funcionario, que subrayó que el objetivo es “buscar consensos en el camino que tienen que transitar, donde se cuiden los derechos de los trabajadores”.

Triaca precisó que la presentación de Carrefour fue efectuada por “2.000 trabajadores” y que afecta a sus sucursales con grandes superficies “y no a los pequeños locales” de cercanía que abrió en los últimos años.

Un directivo de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys), Mario Amado, advirtió que “corren riesgo de perder empleo 2.700 empleados” de Carrefour. Otras fuentes sindicales señalaron que la compañía planea además el cierre de varios locales y la reconversión de algunos hipermercados en comercios de venta al por mayor, según informó el portal Infobae. (Télam)

Temas

Jorge Triaca
Comentarios