A la tranquilidad financiera se llega con disciplina

Un experto destaca la importancia del ahorro

07 Abr 2018
1

Lucas Médola - Economista (para Télam)

Gracias a la inestabilidad en la economía mundial, es importante tomar precauciones sobre nuestras finanzas y, sobretodo, concientizar y educar a la sociedad sobre cómo obtener el tan anhelado bienestar financiero, que incluye la importancia del ahorro.

El bienestar financiero se refiere a la salud financiera de cualquier trabajador y su capacidad para administrar de manera correcta sus ingresos. Es decir, que los gastos que realice se mantengan proporcionales al salario recibido, evitando así las deudas.

Pero para llegar a esta estabilidad, primero es necesario tener una educación financiera, ósea es importante que la persona aprenda a administrar adecuadamente sus ingresos, lo que significa comprender y tener un récord de sus gastos, entender la importancia del ahorro y planear para el futuro.

De acuerdo con el estudio “Ahorrar para desarrollarse”, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), América Latina ahorra tan sólo un 18% del Producto Interior Bruto (PIB) de la región. Por esto, es necesario comenzar a mejorar nuestros hábitos financieros. Y aquí te damos algunos consejos que te ayudarán a lograr este equilibrio.

Administra tus gastos: todos debemos ser capaces de analizar en qué gastamos nuestro dinero y aprender a tomar decisiones que no afecten nuestro bienestar económico. Primero se deben tomar en cuenta los gastos que se aplican a las necesidades básicas, es decir alimentos, vivienda, medicinas, colegio, pagos de servicios, etcétera. Se debe hacer una planeación en la que también se incluya cierto presupuesto para entretenimiento, y por su puesto una parte de esto, debe ser destinado para ahorro.

Contar con ahorros para emergencias: es importante estar preparado económicamente para enfrentar imprevistos que puedan afectar el equilibrio financiero. Para esto, debemos contar con un fondo de ahorro que sirva para cubrir gastos inesperados, como emergencias médicas. Al tener este colchón de dinero podremos evitarnos un estrés financiero, así como evitar el endeudamiento.

Planificar el retiro: planificar la jubilación es parte elemental para alcanzar este bienestar financiero. Lo ideal es invertir desde jóvenes en un fondo de retiro. Para ello, existen diferentes opciones que ayudan en la planificación del futuro. También es recomendable acudir a asesoría financiera y analizar todos los beneficios que las diferentes opciones ofrecen. ¡Nada mejor que tener un fondo para la vejez para reducir el stress!

Buen historial crediticio: tener un historial crediticio puede hacer más asequibles algunos bienes como los hipotecarios o automóviles. Por ello debemos tener cuidado con el uso de tarjetas de crédito, ya que a veces podemos excedernos con las compras. Se recomienda, por ejemplo, no adquirir productos innecesarios, revisar siempre las ofertas y los términos y condiciones de éstas, pero sobre todo, se debe tener en cuenta que los créditos bancarios no aumentan el poder adquisitivo, ya que si no se manejan de forma adecuada y cumpliendo con los pagos de forma regular, pueden convertirse en un gran golpe para tus finanzas y para tu estabilidad.

Llegar al bienestar financiero ideal toma mucho tiempo, educación y sobretodo mucha disciplina. Comencemos entonces poniéndonos objetivos a corto, mediano y largo plazo. Pensemos constantemente que no hay mayor tranquilidad que estar libre de deudas y preparados para lo que nos pueda depare el futuro inmediato. Pero sobre todo pongamos énfasis en alimentar nuestra educación financiera, ya que el conocimiento de nuestras finanzas es la base para lograr este equilibrio económico.

Comentarios