Cartas de lectores

04 Abr 2018

ABUSOS EN INFERIORES DEL FÚTBOL

Me cuesta creer el relato de muchos ex futbolistas y actuales jugadores, cuando se expresan ante el estupor social que causó el descubrimiento de los abusos sexuales en divisiones inferiores. Con mucha liviandad afirman que siempre existió y que data de mucho tiempo esta macabra actividad. Yo me pregunto: ¿no fueron capaces de denunciar? Creo y siento que están a tiempo, de lo contrario se caerá a pedazos la imagen que suelen dar cuando se muestran como una familia, más allá del negocio millonario que suele provocarles llegar a jugar en primera división. También el fútbol argentino merece una revisión en cuanto a leyes y derechos. El Congreso de la Nación deberá sancionar de carácter obligatorio una ley que imponga cuerpos psicopedagógicos a los clubes que trabajen con divisiones inferiores, sobre todo los clubes del interior del país, que no lo tienen. Vale decir que los casos salieron a la luz después de la denuncia que efectuaran los psicólogos del club Independiente de Avellaneda. Es un caso aberrante que parece ser más grande. Son menores en manos de degenerados. La indiferencia deportiva y política serán las responsables de futuras violaciones, si no actúan a tiempo condenando con mano dura a los responsables de arruinarles la vida a muchos niños.

Williams Fanlo

[email protected]


El valor de la vida

Viví en Tucumán durante cuatro años, hasta 2016.Siempre había sido un lector compulsivo de La Nación, y poco me costó para que me suceda lo mismo con LA GACETA: fui familiarizándome con sus columnistas, teniendo mis preferidos, y hasta conocí a algunos de los periodistas que trabajan en ese medio. Desde Buenos Aires sigo entrando con frecuencia a la versión digital para mantenerme al tanto de lo que sucede en el “Jardín de la República”. Ayer me sorprendí con el editorial acerca de “El valor de la vida” del pasado domingo: ¡impecable! ¡Felicitaciones! Y gracias por sumar la voz de LA GACETA a la defensa de los que no tienen voz.

José María Klappenbach


[email protected]


Valores

Todos los 2 de abril conmemoramos tanto a los caídos en Malvinas como a sus sobrevivientes. Se cantan el Himno Nacional y la Marcha a Malvinas; se dicen palabras alusivas, un reconocimiento si se invitó a un veterano y por un último un aplauso. Desde mi punto de vista eso es muy poco para lo que ellos hicieron. Porque ellos entregaron todo, hasta la vida por amor a la Patria. ¿Pero toda esa entrega significó algo para los argentinos? ¿Aprendimos los valores? En la actualidad, el respeto por la Patria está en decadencia, ya sea por la corrupción, por la falta de respeto a los símbolos patrios, por la violencia y por el poco respeto a la vida y por la inseguridad, entre otras cosas. Si realmente queremos homenajear a estos héroes de la Patria no basta con una placa y una calle con su nombre. También hay que volver a dar importancia y sentido a lo que nos hace patriotas. Cuidar a nuestros adultos y niños, buscar trabajo en lugar de salidas fáciles (como el robo o la corrupción), estudiar para ser personas de bien y sentir también ese amor por la Patria.

Mariana Belén Vaca

[email protected]


CADíCAMO

Domingo Enrique Cadícamo, décimo hijo de Ángel Cadícamo y Hortensia Luzzi, nació el 15 de julio de 1900. Sus padres eran italianos, de Cosenza, aunque el apellido es helénico, por eso es esdrújulo. Sin embargo, su etimología es árabe. “Cadí” significa jefe, y “Camo Dios” de los moabitas. Se hace difícil encontrar un autor tan prolífico dentro de cualquier cancionero del mundo: abordó cuanto tema sea imaginable para ser cantado, y en todos los ritmos. Escribió más de 1.300 canciones, siendo la primera el tango “Pompas de jabón” que, como otras 23, grabó Carlos Gardel. Cadícamo, hombre de mundo y de sólida formación literaria, se lamentaba por el hecho de que Gardel no haya cantado “Nostalgias”, uno de sus mayores éxitos, debido a que cuando lo escribió, a fines de 1935, la tragedia de Medellín (donde murió el Zorzal Criollo) ya había ocurrido. El tango “Nostalgias”, famoso en el mundo entero, es una verdadera emboscada para los cantores improvisados. Pero el momento más peligroso se produce en los dos últimos versos del estribillo. Concretamente cuando dice “desde mi triste soledad veré caer las rosas muertas de mi juventud”. Para cantarlo como corresponde hace falta tener un muy buen registro y extensión de voz, porque en ese tramo varían los compases y se complica la toma de aire. La música de este tango fue compuesta por el pianista Juan Carlos Cobián. Enrique Cadícamo murió el 3 de diciembre 1999, a los 99 años.

Luis Salvador Gallucci

[email protected]


JUBILADOS TRANSFERIDOS

Al igual que en otras oportunidades, se nos hace imposible no escribir sobre este tema de los jubilados transferidos, con juicio realizado a la Provincia de Tucumán y con sentencia firme, por lo cual estamos cobrando los haberes actualizados, pero para esto deben realizarse innumerables trámites, como ser: una vez aprobadas las paritarias y homologadas por el Ministerio de Trabajo de la Nación, hay que esperar que haga lo mismo en esta provincia el Gobernador, especialmente en el caso de los bancarios, donde los empleados de la Caja Popular de Ahorros cobran desde el mes de enero del año en cuestión. En cambio, los jubilados esperamos el decreto del Gobierno autorizando el aumento para recién iniciar los trámites en la Oficina de Unidad Previsional y luego de idas y vueltas por tantas oficinas (donde los empleados son fantásticos en la atención) a la hora de firmar los funcionarios es la gran demora, y a veces en una misma oficina los expedientes duran mucho tiempo. Por ejemplo, los aumentos del año 2017 terminan siendo acreditados en las boletas en los meses de enero o febrero de este año 2018, y a partir de allí hay que presentar otra nota pidiendo la retroactividad correspondiente con mayor demora a la anterior. Por eso sería necesario que exista una autorización expresa del gobernador de Tucumán, para que los pagos sean automáticos, iguales a los que se pagan a ex empleados del Banco de la Provincia, que no fueron transferidos por no aceptación de la Anses y luego de un acuerdo con su gremio la Asociación Bancaria. Por todo lo indicado, rogamos al Gobernador, ya que nunca recibió a los jubilados transferidos -al igual que su antecesor-, que se ablande su corazón y en algún momento nos permita que recibamos una buena noticia que esperamos con muchas ansias y antes de que la vida se nos acorte más.

Mario O. Rivet Vozza
y

Carlos Alberto Ferré

[email protected]


BOLETO ESTUDIANTIL UNIVERSITARIO

Las noticias recientemente publicadas por LA GACETA hacen que los estudiantes de las carreras de Medicina, Enfermería y Kinesiología de la UNT miremos el futuro con más optimismo. Digo esto porque las propuestas enla Legislatura de extender a los estudiantes universitarios de la UNT el beneficio del Boleto Estudiantil Gratuito, permitirá que muchos alumnos podamos cursar nuestras carreras con menos problemas económicos; debido a que la situación social y económica de muchos de mis compañeros, estudiantes de Kinesiología y Enfermería que viven en localidades distintas a la sede de esas carreras que se dictan en Monteros y Aguilares respectivamente. Por eso, con esta medida podrán retomar sus estudios.

Leandro Bustos Valdez

[email protected]


PAMI

Así como reclamé a través de LA GACETA (carta “Sin prótesis”, 1/4), ayer (martes) se comunicaron conmigo desde el PAMI y hoy (miércoles) le llevarán a Mercedes Carabajal su colchón antiescaras y le harán los estudios pertinentes. Dios mediante, será operada el 13 de este mes.

Irma Inés Fortini


Avenida Mitre 1.433


San Miguel de Tucumán


5 DE ABRIL DE 1931

El 6 de septiembre de 1930 es una fecha nefasta para el pueblo argentino. Cuando el gobierno del doctor Hipólito Yrigoyen se aprestaba a aprobar la Ley de Nacionalización del Petróleo y los Hidrocarburos, un militar “escabioso” (por bebedor), José F. Uriburu, derrocó al Gobierno constitucional y puso toda la economía argentina al servicio del capitalismo inglés. Así eran algunos vendepatrias. Todos los dirigentes radicales fueron a parar a la cárcel. Yrigoyen fue a la isla Martín García. No importaron sus 80 años ni su enfermedad, y sólo salió para venir a morir a Buenos Aires, el 3 de julio de 1933. Por primera vez, en nuestra Patria se aplican torturas atroces: la picana eléctrica, la cuña, la silla y el balde, se estrenan en el cuerpo sufrido de los más importantes dirigentes radicales, profesionales y obreros. Ushuaia y la isla San Julián en el lejano sur, fueron los destinos de patriotas como los doctores Honorio Pueyrredón, José P. Tamborini, Carlos Noel y el tucumano Alberto Aybar Augier. En marzo de 1931, la dictadura convoca al pueblo de la provincia de Buenos Aires a elecciones para el 5 de abril, para elegir los Poderes Ejecutivo y Legislativo. Yrigoyen, preso en Martín García, aconseja participar pese a todo. A la Unión Cívica Radical (UCR) le restaba menos de un mes para reorganizarse, elegir sus autoridades, designar sus candidatos, efectuar la campaña y marchar a la elección, la fórmula Honorio Puyrredón-Mario M. Guido. El 5 de abril, pese a todo, al fraude, a la cárcel y a las torturas, la UCR obtuvo 218.000 votos contra 187.000 que lograron los conservadores. La dictadura, reafirmando el desprecio que sentía por el pueblo argentino y hasta por sí misma, decreta la anulación lisa y llana de las elecciones. Perdido ya el último resto de dignidad, al general “escabioso” sólo le quedaba seguir escabiando.

Amado Apud

Lídoro Quinteros 67


San Miguel de Tucumán

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios