Cada cual carga su morbo y su mambo en la cabeza

La banda actuará por primera vez en esta ciudad. Instrumental y con sonidos diferentes

02 Abr 2018
1

DE MAR DEL PLATA. El grupo logró crear una música instrumental que mezcla estilos y géneros. PRENSA

ACTÚA HOY

• A las 20 en Magic Music Box, en José Colombres 427. También toca el grupo Klemm.

“Mis paracaídas se enredó en las estrellas, y ahora cae de sueño en sueño por los espacios de la muerte”, se escucha en el tema “Plan de vuelo” del álbum “Muta”.

Morbo y Mambo tuvo poco o nada de difusión en esta provincia; excepto para un grupo es desconocido y es la primera que se presenta, pero clasifica en el top ten de la movida indie, sin dudas. Incluso ya hizo varias giras al exterior y participó en festivales internacionales en Brasil.

“Hubo un regreso a los tiempos de la psicodelia. En la música actual hay resabios de lo mejor de la música pensada para la pista de baile”, le dice a LA GACETA Mateo Aguilar.

Junto a Mauro Alberelli, Ignacio de Andrés, Fermín Echeveste, Manuel Aguilar y Maxi Rosso formaron la banda en 2007. Mucha trompeta y trombón y una percusión especial se encuentran en sus composiciones; teclados y sintetizadores; todo o casi todo, instrumental. “Nos empezamos a juntar a tocar en el verano de 2006, sin idea de nombre o de banda, sólo a groovear”, recuerda el baterista.

En “Muta” hay un recorrido por el afro-beat, el funk, el rock y la psicodelia, entre otros géneros.

- Cuando hablan de ustedes mencionan la psicodelia, ¿hay un retorno?

- Creo que sí. A medida que avanzamos en los años 2000 se fue buscando un naturalismo en la forma de grabar música (batalla perdida, si pensamos por ejemplo que una guitarra eléctrica es básicamente alambres vibrando sobre un magneto); ya para los 2010 en adelante se abandonó esa idea y floreció una camada de sonidos más surrealistas, muchas de las bandas que nos inspiran. Pero nosotros, lo decimos siempre en todas las entrevistas, somos degenerados, no tenemos género, nos gustan muchos. Pero además nos hemos ganado un lugar siendo una banda instrumental, lo que no es fácil, porque cantar garpa. Aunque en este último disco hay voces. “Muta”, comienza con voces africanas; las canciones estuvieron mucho más trabajadas de antemano.

- ¿Y la disco?

- Sin duda en la música actual hay resabios de lo mejor de la música pensada para la pista de baile; nada fue igual luego de la explosión Disco, pero también de la New Wave (Talking Heads cambió el juego para siempre) y más tarde la música electrónica junto con la cultura rave. Todo ese bagaje musical está sobre la mesa cuando nos ponemos a pensar música nueva. En el momento de componer vemos efectivamente qué pone en esa mesa cada uno. Al principio todo venía de zapar y así componíamos, porque nos conocen como una banda en vivo fundamentalmente, pero ahora estamos con más trabajo.

- ¿Hay un estilo?

- Buscamos fórmulas distintas, es muy difícil no repetirse y salir de la zona de confort; pero a veces somos presos de nosotros mismos. Tal vez grabando por separado...porque siempre lo hicimos juntos. Pero es muy experimental esto que estamos tocando ahora, creo que estamos diferentes y veremos cómo nos va. “Muta” está pensado más como obra fonográfica que buscando recrear una sensación naturalista; esto es lo que ahcemoa ahora. Pero todo muta...

- La pregunta se impone y es sobre el nombre...

- Estábamos buscando algo que sea muy personal y subjetivo y salió esto, que es medio pícaro y misterioso, a la vez. Mi morbo no es el mismo que el tuyo, y mi mambo tampoco. Con mambo está claro que no nos referimos al ritmo latino sino a eso de tener un mundito en la cabeza, el propio, esa interpretación bien argenta.


Comentarios