Carta de Lectores

01 Abr 2018
1

¿Qué pasó con los pájaros?

Desde hace un tiempo observo que hay cada vez menos pájaros. En mi casa siempre hubo nidos de gorriones, en los huecos de la pared, ahora están vacíos. Los pájaros antes nos despertaban y al atardecer casi aturdían cuando iban a dormir a un árbol de gran copa. Ahora el silencio duele y no he visto explicaciones en ningún lado. Sólo he visto algunos quetupíes, algunos horneros y poquísimas palomas que antes eran abundantes por plaza Urquiza y en la zona de mi casa. Los pájaros cumplen una tarea fundamental: saneadores del ambiente, son un componente esencial de la biodiversidad, consumen material animal muerto, que a veces significa un foco de proliferación de bacterias y virus. Esparcen semillas de varias plantas, polinizan como los colibríes, consumen insectos y arañas. Sin ellos estos insectos pueden ser plagas mayores que podrían consumir cultivos agrícolas forestales. Son esenciales para la biodiversidad, indicadores de la riqueza biológica y de las condiciones ambientales. Tienen un valor ecológico y cultural para la gente, vi que salió en el diario que “Disfrutar de la belleza nuestras aves puede ser un gran negocio turístico”. Pero si en la ciudad casi no hay pájaros, me emociono cuando veo un gorrión, al que toda la vida vi como parte del paisaje, y su ausencia nos impacta, directa o indirectamente. Sus excrementos son nutrientes nitrogenados para el suelo. Son bellos, sugerentes y constituyen fuente de alegría, felicidad y deleite para mucha gente. La alegría que da el canto de las aves no puede ser sustituido. ¿Cuál es la explicación? ¿Fueros envenenados por pesticidas? ¿Por la pestilencia que a cada rato nos invade? ¿O se fueron por una misteriosa razón? Los que deberían preocuparse parece que no les importa ni siquiera han mencionado el tema, hay plantas delicadas que también se murieron. Espero que se expresen los de medio ambiente y que la gente se concientice porque algunos todavía no se dieron cuenta, sólo perciben que algo falta. Espero humildemente que mi carta tengo algún efecto para que se investigue el fenómeno.

Rosa Neumann

Muñecas 1.082

San Miguel de Tucumán

El perro en el microcentro

Es sólo un perro, un animal y como tal, así tiene que vivir. Expresiones como esta las escuché muchas veces, y es razonable en tanto y en cuanto el perro del que hablamos viva en el campo o en su hábitat natural, o sea el lugar en donde se pueda desarrollar y reproducirse. Muy distinto es para los que viven en el microcentro. Nosotros, los que poseemos mascotas, sabemos muy bien de nuestras responsabilidades para su mantenimiento como también de la humanización que les provocamos al compartir casi todo en nuestro diario vivir, generado por el reducido espacio que tenemos al vivir en departamentos y/o casas pequeñas y fundamentalmente por la reciprocidad afectiva que establecemos y que se potencia con el tiempo. Por lo expuesto es que utilizo este medio para denunciar a los dueños de una mascota (de calle Corrientes al 800, acera Sur), que llora y aúlla desde el jueves a la madrugada; su llanto es tan particular que parece un humano, más que conmovedor, es por demás lastimoso. Lo grave de todo esto es que todavía faltan dos días para que sus desaprensivos dueños vuelvan de sus vacaciones. Evidentemente la razón para que estas personas hayan hecho “abandono de mascota” se podría deber a dos motivos; Ignorancia y/o indiferencia sobre el sufrimiento de esta mascota al quedar sola, esto sin contar su alimento, agua, aseo y fundamentalmente afecto. No es cuestión de tener mascotas por el solo hecho de que todos tienen. Se necesita mucho amor para mantenerlos y criarlos; sólo así podemos entender nuestra comprensión cuando nos rompen todo en casa. Tener una mascota no es cualquier cosa. ¡Es amor!

Rodolfo Emilio Castillo

[email protected]

Tarifazo en el gas (I)

El Ministro de Energía de la Nación, José Aranguren, anunció que a partir de abril de este año regirá un nuevo cuadro tarifario del servicio de gas domiciliario, con incrementos que oscilan entre un 32 y un 40%. Resulta oportuno, entonces, recordar los alcances de la sentencia dictada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación con fecha 18/8/16 en la causa caratulada “Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad (Cepis) y otros c/ Ministerio de Energía y Minería.-s/amparo colectivo”. La misma nulificó un incremento tarifario en el servicio de gas por no haberse convocado previamente a una audiencia pública que diera oportunidad a los usuarios a participar y cuestionar esa decisión en defensa de sus intereses económicos, conforme lo dispuesto en el art. 42 de la Constitución nacional. En este incremento que ahora cuestionamos, hubo audiencia pública, pero el porcentaje de aumento aparece-prima facie-violentando el principio de gradualidad que, a criterio de la CSJN en el caso mencionado, “constituye la expresión concreta del principio de razonabilidad” que emerge del art.28 de la Ley Suprema. El tribunal cimero expresó, igualmente en dicho precedente, que “El Estado debe velar por la continuidad, universalidad y accesibilidad de los servicios públicos, ponderando la realidad económico-social concreta de los afectados por las decisiones tarifarias, con especial atención a los sectores más vulnerables, evitando el perjuicio social provocado por la exclusión de numerosos usuarios como consecuencia de una tarifa que, por su elevada cuantía, pudiera calificarse de “confiscatoria”, por detraer de manera irrazonable una proporción excesiva de los ingresos del grupo familiar”. En su voto en dicho fallo, Rosatti expresó que “En materia de servicios públicos, no es admisible desvincular el “costo global de la prestación” de la “capacidad de pago de los usuarios”...”toda vez que un cálculo tarifario desmesurado o irrazonable que deba ser solventado únicamente por los usuarios, generará altos niveles de incobrabilidad y terminará afectado la calidad y continuidad del servicio”. En síntesis:si bien la ley 24.076 establece la competencia del Ente Nacional Regulador del Gas(ENRE) para establecer las bases para el cálculo de las tarifas y aprobar las que aplicarán los prestadores, corresponde a los jueces “el control jurisdiccional de la legalidad, razonabilidad y proporcionalidad de las tarifas”(Cons.24, caso “Cepis”, voto de Lorenzetti e Highton, en concordancia con los votos de los jueces supremos Maqueda y Rosatti). Entiendo cuestionable este incremento de la tarifa del gas en función de esta doctrina judicial del más alto tribunal nacional.

Luis Iriarte

[email protected]

Tarifazo en el gas (II)

A partir del aumento del gas comenzamos a ver otra faceta del Gobierno nacional: la falta de credibilidad a este sistema económico ejecutado por el señor Presidente, y tenemos la seguridad de que nuestra Argentina está en crisis hoy más que nunca; lo evidencia la desconfianza de funcionarios que tienen millones de pesos afuera y no confían en lo que realizan. ¿Cómo podemos convivir con gente que no tiene fe ni seguridad a lo que apostaron, con una inflación desmedida, sin inversiones, con impuestos que nos golpean mes por mes? Digo, ¿podemos seguir en este camino de la inseguridad, de las dudas con personas que no quieren traer sus bienes porque no apuestan a lo que pregonan?

Carlos Rubén Avila

[email protected]

Sin prótesis

Mercedes Carabajal se fracturó el 10 de noviembre de 2017 cuando tropezó con una alfombra en un hotel céntrico. Fue internada en una clínica a la espera de una prótesis para su operación. En enero, su médico cirujano salió de vacaciones y a ella la regresaron a su casa hasta que el PAMI entregara el material. Hoy sigue en la espera. ¿La diferencia? Su salud está deteriorada física y espitualmente. Su colchón antiescara nunca llegó y el cirujano aduce que sin la prótesis es imposible que el haga algo, ¿qué más se debe esperar? ¿No existe alguien que supervise estos casos del PAMI o los jubilados están condenados a morir sin atención? Ella vive con un hermano de pocos recursos que vendió hasta sus zapatos para cubrir gastos, y no es ficción, la triste realidad supera la literatura y las novelas.

Irma Inés Fortini

Avenida Mitre 1.433

San Miguel de Tucumán

Acceso a la salud

El interesante artículo “El índice del acceso a la atención de salud preocupa en América” (29/3) invita a opinar. La humanidad conoce y está en condiciones técnicas hoy, de mantener bajo control a muchas enfermedades infecciosas; y cada día conoce mejor los factores de riesgo y de protección vinculados a enfermedades no transmisibles como los cánceres y trastornos cardiovasculares, de similar importancia sanitaria. Pero la sociedad actual padece un fuerte incremento de trastornos de base psicosocial, como las adicciones y la violencia en sus diversas formas, que amenazan la base misma de la organización social. Ampliando un poco esta visión, acontecen en el mundo enfoques y concepciones nuevos, acerca del acceso a derechos. Los ciudadanos reclaman un acceso oportuno a servicios de calidad, mediante demandas genéricas y, sobre todo, otras orientadas a minorías sociales. Al margen del tipo de servicio que se demande y de quién lo haga, ese disfrute de derechos básicos constituye, sin dudas, un problema de Desarrollo Humano. Vivimos, entonces, en una sociedad inequitativa, que muestra una epidemia de enfermedades de base social, en que sus comunidades expresan legítimas y nuevas demandas en materia de derechos. Por ejemplo, el Valle Calchaquí tucumano posee características que implican fuertes desafíos para garantizar el acceso a derechos básicos; entre ellos la barrera geográfica; las dificultades económicas existentes en sus comunidades; la desventaja étnica, como llaman ciertos sociólogos a los padecimientos adicionales que los grupos humanos vulnerados durante procesos históricos de conquista y colonización presentan y, sobre todo, a una insuficiente presencia del Estado en diversos niveles. Cito como argumento que las estadísticas muestran fuertes diferencias en materia de desarrollo humano, al comparar el NOA con la ciudad de Buenos Aires; inequidad que resulta parecida a la que surge de contrastar la ciudad de Tucumán con las comunidades de atrás del Infiernillo. En este sentido, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, en acuerdo con el Ministerio de Justicia de Nación, Ministerios de Salud del NOA, Poder Judicial de Tucumán y Colegios Profesionales entre otros actores, desarrolla acciones en el Valle Calchaquí orientadas a garantizar el acceso a derechos humanos básicos, con énfasis en la prevención de la violencia intrafamiliar con enfoque de género, y contra el abuso sexual y el maltrato infantil. Muchos actores, diversos poderes y varias profesiones ejemplifican lo que se puede hacer, adoptando un enfoque integrador sobre problemas actuales, y muestran cómo, entre todos, podemos ayudar a resolver “el problema de la última milla”, como suele denominarse a la dificultad logística de proveer servicios a comunidades deprimidas. Pero vaya una advertencia: ese pueblo no es un sujeto pasivo, posee un grado de organización interna, claridad de objetivos y una firmeza en sus propósitos tales que, a muchos que interactuamos con ellos, nos hace reflexionar si vamos a ayudar o a aprender cómo se hacen las cosas. El respeto, la prudencia, la mira puesta no en el consumo, sino en lo que llaman el buen vivir de los amaicha, son asuntos sobre los cuales hay mucho que aprender ya que el desarrollo humano no es sólo prosperidad económica sino, sobre todo, progreso social. Entre tantas cuestiones a considerar sobre esa vida vallista con carencias materiales y rica en lo espiritual, está el hecho que, guiados por su cacique y el Consejo de Ancianos, no empezamos las actividades sin pedir antes permiso y ayuda a la Madre Tierra. Entonces el lema de este 2018, “salud para todos”, podría expresarse mejor como “desarrollo para todos” incluyendo a los diaguitas.

Mateo Martínez

Pasaje Grimau y Gálvez 784

San Miguel de Tucumán



En Esta Nota

San Miguel de Tucumán
Comentarios