Las notas de la partitura que marcará el nuevo ritmo del trabajo

01 Abr 2018
1

Hermes Ruiz Rincón - Responsable de Optimismo y Soluciones WOW de la consultora internacional OleWow

Mientras muchas personas en el área de Talento Humano siguen debatiéndose sobre eso de “Gestionar las Competencias”, involucrando en el proceso elementos como prueba psicométricas, evaluaciones de desempeño, assessment centers, entre otras herramientas, parece que no se han dado cuenta del impacto que está ocasionado y va a seguir generando la adopción de temas como el Blockchain, los Chatbots, el uso de Lenguaje Natural, Machine Learning, el Internet de las Cosas, y la Inteligencia Artificial en la Gestión del Talento Humano.

Muchos parecen seguir creyendo que estos temas reseñados son aspectos propios de ciencia ficción lejanos a su realidad, pero cuando se les explican ejemplos sencillos en el que se evidencia el uso de la Inteligencia Artificial y cómo ha cambiado nuestras vidas, las cosas cambian sustancialmente.

Un ejercicio sencillo permite darnos cuenta dónde estámos parados en esta cuestión. Y, para eso, deberá responderse por sí o por no a las siguientes preguntas:

• ¿Utiliza usted un teléfono inteligente (Smartphone)?

• ¿Tiene Netflix en casa?

• ¿Ha utilizado alguna vez usted o alguien de su entorno Spotify?

• ¿Ha llegado alguna vez a un destino específico utilizando Waze o Google Maps?

• ¿Tiene cuenta en Facebook? ¿Alguna vez ha subido una foto y ha visto que el “carelibro” le sugiere personas que aparecen en esa escena familiar o de amigos, sin que usted siquiera haya decidido darle clic a la opción de etiquetar personas?

• ¿Alguna vez ha utilizado o ha visto a alguien utilizar el asistente del iPhone - Siri -, o la función de aquellos con dispositivos Android -OK Google-, para decirles por ejemplo: “OK Google, llamar a tal o cual persona”?

Si usted ha respondido a por lo menos a uno de los puntos anteriormente descritos: felicitaciones, usted ya está en el futuro…ya se beneficia de la Inteligencia Artificial .

Si ha respondido al menos a tres preguntas: felicitaciones, usted es un amante del futuro!!

Si ha respondido a todas: felicitaciones….vive y ayuda a redefinir el futuro en cada instante. (Gracias Elon Musk por leer este artículo)

Sume al conocimiento (no necesariamente dominio total), que debería tener de los aspectos anteriormente referenciados, el revolucionario impacto que puede tener en el mundo del Talento Humano lo expuesto por el polaco Michal Kosinsky (profesor de Stanford Graduate School of Business).

El fin de la privacidad se evidencia tras ver los resultados expuestos por Kosinsky quien demuestras aspectos como “que con 68 Facebook Likes, se podía predecir el color de una persona con una precisión de 95%; su orientación sexual en 88%; su orientación política en 85%. Además podía determinar su inteligencia, si consumía o no drogas y alcohol, su creencia religiosa e incluso si sus padres eran separados”.

Con la teoría de Kosinsky correctamente implementada, podríamos decirle adiós definitivo a todas las pruebas psicométricas, assessment center, pruebas de polígrafo, grafología y muchos más etcéteras.

¿Se imaginan los ahorros y el impacto en todos los sentidos?

Cuando damos paso a explicar en términos cristianos eso del Blockchain, muchos levantan la mano diciendo: “eso es lo de Bitcoins!!!”. Y sí, sobre esa lógica están implementadas esa y las otras criptomonedas existentes en el mundo digital. ¿Pero se imagina usted cómo puede utilizarse la lógica del Blockchain al mundo laboral?

Tome atenta nota a esto denominado Smart Contracts (Contratos Inteligentes), cuando de cómo aplicar el Blockchain al mundo corporativo se refiera.

La lógica de la Cadena de Bloques (Blockchain), garantiza plenamente que todos ven la misma información sin la necesidad de que una parte tenga que confiar en la honradez de su contraparte. La falsificación es prácticamente imposible.

En un mundo cada vez más interconectado, donde puedes trabajar desde cualquier parte, con cualquier persona, en donde hace mucho rato el reto no es ser mejor empleado sino ser empleable, los Smart Contracts pueden facilitar muchísimo la vida a todas las partes para dar cumplimiento a los retos temporales o permanentes que se tengan en una organización.

Establezca los parámetros que necesita de una tarea en particular, marque con claridad el valor y la forma de pago, deje que el sistema determine quién es la persona más adecuada para cumplir con dicha labor (o si tiene miedo a vivir una escena de Terminator donde Skynet se apodera del control, pues seleccione usted la(s) persona(s) para la tarea), sea testigo desde la barrera del cumplimiento del reto requerido, y como el sistema determina objetivamente el cumplimiento del mismo, con la tranquilidad para la persona que prestó el servicio de recibir oportuna y transparentemente su pago. NO es ciencia ficción, es una realidad gracias a los Smart Contracts. ¿Están preparadas las personas de Talento Humano para esta realidad?

Debemos ser capaces de interpretar correctamente las notas de la nueva partida laboral, si es que realmente queremos vivir la realidad y el futuro que tenemos en frente. No se puede seguir gestionando con técnicas del siglo pasado.

Bienvenidos al futuro y a una Realidad 4.0

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios