Se hizo pasar por plomero para asaltar a una abuela

Mediante engaños la despojó de $20.000.

24 Mar 2018
1

MUÑECAS AL 300. La anciana desconoce cómo ingresó el desconocido. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

Una abuela de 81 años fue víctima de un “cuento del tío” en su departamento ubicado en pleno centro. Simulando ser un plomero que debía realizar una reparación, el desconocido la despojó de sus ahorros mediante amenazas. Luego escapó sin que nadie advirtiera lo sucedido.

Ocurrió el domingo pasado. Al mediodía, Luisa Juri estaba sola en su departamento de Muñecas al 300. Imprevistamente golpearon a su puerta. “El hombre dijo que venía de parte de una vecina a reparar el techo del comedor. Tenía datos precisos. Por eso me confié y le abrí”, contó la víctima.

La mujer explicó que tiene problemas de humedad en esa parte de su domicilio y que por ese motivo no le llamó la atención que esta persona se presentara con esa excusa. “En ese momento me dijo que venía del departamento de arriba. Después, los vecinos me dijeron que no era cierto”, señaló.

Durante algunos minutos, el supuesto plomero simuló revisar los daños en el cielorraso. Luego preparó una lista de materiales que necesitaba comprar para comenzar con las reparaciones.

“Me dijo que necesitaba $500 para ir a comprar lo que necesitaba. Entonces fui a buscar plata a mi habitación”, indicó la víctima.

La anciana refirió que guardaba sus ahorros y los de su nieta en una billetera que había dejado en el placard de su habitación.

“No me di cuenta que esta persona me siguió hasta la pieza. Cuando saqué la plata, me amenazó y me la quitó. Me dijo que le diera todo lo que tenía”, detalló Juri.

El desconocido amenazó a la abuela para que permaneciera en su cuarto hasta que él se retirara. “Esperé unos minutos y salí a pedir ayuda a mis vecinos”, refirió.

Pasado el mal momento, la víctima se dirigió a la comisaría 1ª para realizar la denuncia. De acuerdo a su declaración, el estafador se apoderó de $20.000.

“No me maltrató, pero fue un momento horrible. Antes me habían robado en la calle, pero nunca me había pasado algo parecido en mi departamento”, aseguró.

El edificio no cuenta con cámaras de seguridad dentro. Por el momento, hay pocos datos que permitan dar con el ladrón. Las fuentes policiales contaron que se trataría de un hombre de unos 40 años, robusto, de mediana estatura, cabello castaño y tez trigueña.

“Era tesorera de un centro de jubilados, pero renuncié. Me da miedo tener dinero que no es mío”, contó. “Ahora vamos a hacer una reunión de consorcio para que desde los departamentos no se abra la puerta principal”, agregó.

Temas

Inseguridad
Comentarios