Con una decisión de Trump, la frutilla tucumana recupera competitividad

24 Mar 2018
1

La Argentina logró ayer, luego de cinco años, retornar al Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) para exportaciones a los Estados Unidos con la promulgación de parte del presidente Donald Trump de una ley ómnibus que incluye la renovación del mecanismo que podrá alcanzar a más de 3.000 productos argentinos, en especial de las economías regionales. “Indudablemente que, con esta decisión, que fue anticipada ya en diciembre pasado, la frutilla congelada que se produce en Tucumán ganará competitividad”, dijo ayer a LA GACETA el ministro de Desarrollo Productivo, Juan Luis Fernández.

La norma, sancionada por el Congreso y promulgada por el presidente Trump, es la Ley de Asignaciones Consolidadas, la cual incluye la renovación del SGP hasta el 31 de diciembre de 2020, y dispone del reembolso de los aranceles cobrados desde el 1 de enero hasta la fecha de restablecimiento, se explicó esta tarde desde la Cancillería Argentina y el Ministerio de Producción. A partir de ahora, la Argentina podría retornar sin aranceles al mercado de Estados Unidos con los 538 productos que ya contaban con el beneficio hasta 2012, año en que Washington suspendió el alcance del sistema para el país, pero el potencial de la norma podría abarcar ahora a alrededor de 3.000 ítems, según las proyecciones del gobierno nacional.

En diciembre, Washington había anunciado que la medida iba a ser revisada, lo que anticipaba la readmisión del país al sistema de preferencias, lo que se concretó ayer.

El SGP consiste en el otorgamiento de tratamiento preferencial por parte de países desarrollados a determinados productos exportados desde países en vías de desarrollo, que reciben reducciones arancelarias significativas. En el caso particular de la frutilla congelada, el arancel era del 11,2%, lo que complicaba la competencia de la fruta con otros países productores.

“La incorporación de nuestro país al SGP implicará beneficios para las economías regionales, y particularmente en Tucumán para el sector de la frutilla, que desde 2012 no podía ingresar a Estados Unidos, el mercado más exigente del mundo”, había dicho en diciembre pasado el gobernador Juan Manzur, cuando trascendió la promesa de Trump.

Los principales productos abarcados fueron los vinos, artículos de confitería sin cacao, conservas de carne, aceite de oliva, quesos, maníes y frutillas, hasta que la Argentina fue suspendida del SGP el 28 de mayo de 2012, consigna la agencia Télam. En 2011, último año en que el país integró el sistema, los productos beneficiados registraron exportaciones por U$S 464 millones, el 10% de las exportaciones totales a Estados Unidos. “Hasta 2012 había más de 500 productos argentinos, en general vinculados a las economías regionales, que gozaban de los beneficios que es el no pago de aranceles en Estados Unidos, pero con esta renovación del SGP son más de 3.000 los productos que podrán acceder en esas mismas condiciones”, aseguró secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Horacio Reyser.

Si bien la Argentina ya había sido admitida a fines de 2017 al sistema de preferencia, “la firma del presidente Trump es la confirmación de la renovación de su vigencia hasta el 31 de diciembre de 2020”, explicó el funcionario de la Cancillería.

Comentarios