La carta del urólogo detenido: "siempre solicito permiso para palpar"

Pablo Francisco Colaci buscó defenderse de los denunciantes con un escrito que envió a sus abogados.

23 Mar 2018

El urólogo platense detenido por presunto abuso de sus pacientes explicó sus procedimientos a través de una carta que escribió mientras está detenio. 

El escrito de Pablo Francisco Colaci fue enviado a sus abogados y calificó como "burdas, mentirosas y malintencionadas”, las declaraciones de los denunciantes.

No solo enfrentó a sus pacientes sino que defendió lo métodos que realizaba en su consultorio, entre ellas la masturbación de quienes iban a atenderse, como parte de su especialidad en “semiología clínica”, de la que asegura ser un experto, según informó el diario Clarín.

Colaci está preso desde el lunes, acusado de “abuso sexual” a un paciente de 51 años y otro, menor, quienes lo denunciaron en 2015 y 2016.

El médico repitió el mismo patrón: "les hacía tocamientos y masturbación bajo el pretexto de tener que obtener muestras de semen", dice el escrito del procesamiento del urólogo.

Después de conocido el caso los investigadores recibieron otros siete testimonios, de hombres que también pasaron por los consultorios de Colaci. Todos coinciden, en líneas generales, en la descripción de las técnicas utilizadas.

"Mi formación médica me permite llegar a diagnósticos mediante el uso de la semiología, que se fundamenta en el hallazgo de datos clínicos mediante la detección de signos y síntomas con la inspección y la palpación", escribió.


Además consideró que los informes que hicieron los peritos consultados por la fiscalía se basaron en declaraciones burdas, mentirosas y malintencionadas de las presuntas víctimas del abuso.

El método que utiliza

Los denunciantes relataron que Colaci los hizo recostar en la camilla y luego se apoyó sobre ellos de forma tal que con su cuerpo tapó la visión que los hombres tenían sobre sus propios genitales.

Ambos manifestaron haber podido sentir, no ver, que los estaba masturbando. Incluso hubo pacientes que describen situaciones de práctica de “sexo oral hasta hacerlos eyacular".

"La totalidad de los procedimientos que realizo son explicados con antelación (a los pacientes) avanzando únicamente y sin excepción, con su consentimiento y solicitando permiso al palpar los genitales”, aseguró el médico en su escrito.

Colaci fue detenido en un clínica de Ensenada, mientras atendía. Desde el martes está alojado en una penitenciaría de las afueras de La Plata. 


La fiscalía avanza en la búsqueda de más testimonios y sostiene que tiene pruebas para sostener la imputación de abuso sexual.

En el manuscrito que escribió Colaci, asegura que “desde 2003, cuando me recibí de médico, atiendo entre 80 y 100 personas por semana en La Plata y Ensenada”. También que “siete de cada 10 pacientes me consultan por enfermedades peneanas o disfunciones sexuales”.

Por último, aseguró que dos de cada tres consultas son derivaciones de otros colegas o recomendaciones de pacientes atendidos en sus centros de salud.

La carta






En Esta Nota

Buenos Aires
Comentarios