El acceso al agua potable sigue siendo una deuda

La naturaleza puede brindar soluciones, dice una iniciativa de la ONU

22 Mar 2018

Los datos de las Naciones Unidas (ONU) indican que más de 663 millones de personas viven sin suministro de agua potable cerca de sus casas, obligadas a pasar horas haciendo cola o trasladándose a fuentes lejanas. Además, señalan que 1.800 millones usan una fuente de agua contaminada por material fecal, lo que las pone en riesgo de contraer cólera, disentería, tifus o polio. Por año mueren alrededor de 842.000 habitantes en el mundo a causa de la falta de agua potable, la infraestructura pobre y la carencia de higiene.

Cada año, ONU-Agua, la entidad que coordina el trabajo sobre el agua y el saneamiento, establece un tema para el Día Internacional del Agua, correspondiente a un desafío actual o a futuro. El día Mundial del Agua 2018 se centra en cómo la naturaleza proporciona soluciones integrales y sostenibles a los desafíos del agua del planeta.

Como el dicho popular lo especifica, “la naturaleza es sabia” y por eso las soluciones basadas en ella, como la plantación de árboles para reponer los bosques, la restauración de humedales o la recolección de agua, pueden ser una forma sostenible y eficaz de ayudar a reequilibrar el ciclo del agua, mitigar los efectos del cambio climático y mejorar la salud humana y el medio ambiente.

En el mundo, más del 80% del agua residual que generamos vuelve a los ecosistemas sin ser tratada ni reciclada. Las oportunidades de explotarla como un recurso son enormes. El agua empleada de una forma segura es una fuente sostenible y asequible del líquido y de energía. También sirve para obtener nutrientes y otros materiales recuperables.

En 1992, en Río de Janeiro, la conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) recomendó la creación de un día internacional dedicado a llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos. La asamblea general de las Naciones Unidas respondió a dicha recomendación designando el 22 de marzo de 1993 como el primer Día Mundial del Agua, y desde esa fecha se conmemora anualmente.

América Latina y el Caribe es la región con la mayor disponibilidad de agua dulce, con casi un tercio del volumen del planeta, y con sólo un 9% de la población. En teoría tenemos 24.000 metros cúbicos por persona, todo un mundo de agua.

Comentarios