Cartas de lectores

16 Mar 2018
1

Obesidad y natación

La obesidad, una enfermedad de la vida moderna que es ya una epidemia mundial y un mal de todas las edades, desde la ciencia médica buscan soluciones. El nacimiento de un bebé de 6 kilos es ilustrativo de la magnitud del problema. La Provincia de Tucumán tiene la escalofriante estadística de 200.000 personas obesas que son mayores de 18 años; de estas personas, el 15% evolucionará hacia una obesidad mórbida: tienen una expectativa de vida de 45 años. Nadar es uno de los deportes más completos. La razón científica de la alta valoración como actividad deportiva es porque requiere la actividad de los 650 músculos y las 206 articulaciones del ser humano. Al nadar, la contracción cardíaca aumenta la eficacia del bombeo de la sangre desde el corazón, y facilita la distribución de oxígeno a través de los vasos sanguíneos y una mayor optimización del esfuerzo muscular. En cuanto a la presión cardíaca, desplazarse en el agua se hace de forma horizontal, así que el corazón no tiene que mandar la sangre hacia arriba y hacia abajo, como en otros deportes, y se evitan picos de actividad brusca para mantener más controlados los latidos. La presión del agua actúa sobre los dos metros cuadrados de superficie corporal que posee nuestro organismo. Debajo de la misma está el tejido celular subcutáneo, que se encuentra infiltrado y retenido. Con la natación, este líquido ingresa en el sistema circulatorio y aumenta el volumen del minuto cardíaco. En cuanto al trabajo físico que conlleva nadar, la exigencia a la que se somete a los músculos y a buena parte del cuerpo supone un importante desgaste calórico para el nadador. La materia grasa se va reduciendo y aumenta el fortalecimiento general, de tal manera que reduce la posibilidad de aparición de graves riesgos sanitarios como la diabetes y el sobrepeso o la obesidad.

Hugo Radamé Ruiz

[email protected]


Sociedad sin códigos

Creo que la presidenta del Partido Justicia (PJ) tucumano (Beatriz Rojkés de Alperovich) es la menos indicada para expresar su opinión con respecto a los hechos de violencia y menos en responsabilizar al Gobierno nacional. Primero y principal, la violencia viene pronunciándose desde hace tiempo en nuestra provincia, y cada vez son más graves los problemas. Mientras la droga siga entrando por la puerta grande, más imposible será intentar controlar este flagelo. Se están perdiendo vidas humanas y el descontrol es evidente, tanto desde los mismos que infringen la ley como desde los mismos efectivos policiales, ambos protagonizando una guerra interna de odio sin importarles las consecuencias que esto acarrea. “Primero yo, y siempre yo”, señora Rojkés. Esto no tiene que ver con la militancia peronista, radical ni macrista. Los valores se perdieron en el camino, ya no hay respeto para con el prójimo, la sociedad está enferma, no existen códigos de respeto, esto es tierra de nadie, y los gobiernos nada hacen para frenar. La impotencia desvela nuestros sueños; al salir a la calle, uno no sabe si volverá a su hogar, uno desconfía hasta de la propia sombra. Creo que antes de criticar a la Nación, se deberían crear proyectos estratégicos para bajar el alto nivel delictivo de nuestra ciudad, y eso se hace con coherencia, sin discriminación; hablando mal del otro no se llega a buen puerto y la presidenta del PJ demostró ser soberbia con sus actitudes para con la gente, faltándole el respeto con sus dichos.

Daniel Leccese

[email protected]


MORATORIA INMOBILIARIA

Pagué erróneamente dos cuotas de mi plan de pago N° 68.634 (Moratoria 2017) y concurrí a la Dirección de Rentas Sucursal Yerba Buena para subsanar este inconveniente, pagándolas; pero he aquí mi sorpresa cuando me informaron que la moratoria estaba caída y debía esperar una nueva. ¿Cómo? Si los montos eran similares y por el mismo padrón N° 879.184, ¿no podrían haberme acreditado esta suma a las cuotas de la moratoria? ¿Puede más la burocracia estatal que mi voluntad de pago? No me permiten pagar ni me acreditan a la forma de pago las dos cuotas abonadas. Y si espero la nueva moratoria, corro el riesgo de ser demandado judicialmente. Por ello, apelo al sano criterio del titular de la Dirección General de Rentas (DGR) de la provincia, para subsanar este inconveniente. Yo necesito ponerme al día y el Estado provincial necesita el dinero. Si no, la invitación que nos realizan las autoridades a cumplir con el pago de los impuestos sería simplemente declamatoria y falsa.

Domingo Omar Almirón

[email protected]


EL DÍA DEL PAPILOMA HUMANO

El día 4 de marzo fue la fecha elegida por la Sociedad Internacional del virus Papiloma Humano para promover la educación, generar conciencia y difundir información clara, seria y precisa sobre la infección por VPH, cómo se transmite, su impacto en la salud pública y su prevención. Este virus es, en realidad, una gran familia de virus (existen más de 200 tipos), que pueden afectar la piel, la zona de la boca, la zona genital o la anal. Es muy contagioso, pero la mayoría de las infecciones no causan daños graves y desaparecen por sí solas. Casi todas las mujeres con vida sexual activa, en algún momento de su vida, contraen el virus. Sólo 40 de los VPH afectan la zona genital y de ellos (creo que son dos), son de alto riesgo; causan el 99% de los casos de cáncer de cuello uterino. Para prevenir dicha enfermedad, existe una vacuna contra las cepas más peligrosas del virus (causante del cáncer de cuello uterino). En Tucumán, menos de la mitad de los chicos se vacunan, encontrándose Tucumán por debajo del índice de la media nacional. Las autoridades sanitarias de la provincia deberían promover con mayor énfasis la campaña de vacunación, con folletos, charlas educativas, propagandas radiales y televisivas e información educativa, entre otras actividades concernientes a mejorar la concientización de la población que debe vacunarse contra el VPH. De esa forma, se incrementará el número de chicos vacunados.

Jacinto Barrionuevo

[email protected]


Cibernética, y ¿confianza?

Acabo de leer acerca de la caída de un avión en Nepal. También ha trascendido la noticia de la caída de un helicóptero en el río Hudson de los Estados Unidos y se supo que sólo se salvó el piloto. Turquía también debió lamentar la caída de un avión privado, que llevaba mujeres a una fiesta en Arabia Saudita. Sin embargo, todos los días estamos inundados de información del incontenible avance de la tecnología, el cual permite fantasear y asegurar que, muy pronto, se pondrán a volar aviones, autos y helicópteros sin conductor. Creo que ante tan orgullosa omnipotencia, nos cabe preguntar: ¿por qué, si la tecnología es tan confiable, se siguen poniendo piloto y copiloto en los aviones actuales? Sin embargo, aun así, vemos que los accidentes aéreos no dejan de ocurrir, con el agravante de que muchos de ellos se producen en circunstancias aparentemente inexplicables. Con suerte, y luego de exhaustivas investigaciones, se publica alguna explicación más o menos aceptable, de que el accidente se debió a alguna falla técnica. Otras veces, el accidente se atribuye a una falla humana, ya sea esta por desinteligencia de los pilotos con la torre de control por una mala lectura de los instrumentos. Con todo, quienes viajamos debemos suponer, para nuestra tranquilidad, que los aviones actuales están dotados de toda la súper tecnología de que hacen gala los constructores.

Humberto Hugo D’Andrea

[email protected]

Comentarios