Manzur promete construir un centro para adictos

Un día después de que la Nación informara que no construiría el Cepla, el gobernador anunció que la obra se hará con fondos provinciales

16 Mar 2018
1

OCTUBRE DE 2017. Según los vecinos, los transas ordenaron saquear la obra, de la que sólo queda el contrapiso. la gaceta / foto de héctor peralta (archivo)

Un día después de que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, confirmó que la Nación no construirá un centro de día para adictos en La Costanera, el gobernador, Juan Manzur, anunció que la obra se realizará con fondos provinciales.

“Con el tema este de la obra del Cepla ya hemos esperado todo lo que se podía esperar (de la Nación). Es una obra que hay que hacerla para todos aquellos jóvenes que están en tratamiento -de las adicciones- y que puedan llevar adelante su recuperación”, anunció el mandatario provincial tras inaugurar obras de pavimentación en El Manantial, al suroeste de San Miguel de Tucumán.

Manzur explicó que mantuvo reuniones con el ministro de Economía, Eduardo Garvich, y con la secretaria de Obras Públicas, Cristina Boscarino, para que la construcción del Centro Preventivo Local de las Adicciones (Cepla), que había comenzado en 2015 y que lleva dos años paralizada, se vuelva a ejecutar. “Nos vamos a hacer cargo, para el mes que viene ya tendremos gestionados los fondos para que, con plata de los tucumanos, podamos hacer el Cepla”, agregó.

La diputada tucumana María Teresita Villavicencio (la radical integra el bloque Evolución, que encabeza Martín Lousteau), le había consultado al funcionario macrista si la Nación construiría un nuevo centro para adictos en otro solar, como había prometido en septiembre de 2017 la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Había preguntado también el estado del proyecto original del Cepla, abandonado y saqueado. “Se informa que la Provincia, a pesar de los pagos recibidos, no concretará su continuidad, motivo por el cual la Subsecretaría de Obras Públicas del Ministerio del Interior de la Nación ha notificado la caducidad del convenio con la Provincia”, fue la respuesta del funcionario macrista, que no respondió la primera parte de la pregunta.

Una repartición de la Provincia había elaborado un proyecto para construir el Cepla con fondos propios hace casi un año. Manzur anunció que la Provincia se haría cargo de levantar el centro de día tras el anuncio de Peña.

Una obra prometida

El de La Costanera forma parte de los 210 centros que había anunciado en 2014 la ex presidenta Cristina Fernández, como parte del programa “Recuperar Inclusión”. El Cepla había comenzado a construirse en julio de 2015. La obra (presupuestada en $ 12,5 millones) estaba a cargo de la firma ByM SRL, que pertenecía a parientes del ex secretario de Obras Públicas, Oscar Mirkin, hermano de la ex ministra de Desarrollo Social, Beatriz Mirkin. Los trabajos cesaron por la falta de pago de los certificados de obra durante el final del kirchnerismo y los primeros meses del macrismo. Logró un avance del 43%.

Las Madres del Pañuelo Negro habían tomado pacíficamente la obra a medio construir en octubre de 2016 para advertir que los transas habían anunciado que ordenarían su saqueo a los jóvenes adictos. La Nación comenzó a pagar los fondos adeudados a finales de 2016, pero la firma constructora reclamaba una actualización del presupuesto por la inflación. La Nación rechazó los pedidos. De la estructura de parantes de aluminio no quedaba nada en octubre de 2017. El único vestigio de que hubo una construcción era el contrapiso de cemento. La Sedronar había informado a LA GACETA, en 2016, que de los 210 centros prometidos se habían proyectado 91 y concluido 11 en todo el país. En su informe, Peña informó que los centros inaugurados (pasaron a denominarse DIAT), ahora suman 64.

El titular de la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU), Alfredo Quinteros, culpó a la burocracia durante la transición de gobiernos por el parate de la obra. “Lamentablemente el atraso en los pagos de los certificados de obra, con la excusa de la unificación del Ministerio de Planificación Federal al de Interior, acabó demorando los plazos, paralizando los trabajos y cuando sí enviaron los fondos la construcción ya estaba vandalizada”, afirmó Quinteros. La DAU había elaborado en abril de 2017 un proyecto de construcción del Cepla con fondos propios, y lo remitió a los ministerios de Desarrollo Social y de Economía. Casi un año después, Manzur anunció que la Provincia se haría cargo de la obra.

Comentarios