En el Mes de la Memoria, tres muestras que invitan a no olvidar

Hoy, desde las 20, en el Centro Cultural Virla.

16 Mar 2018
2

LAS IMÁGENES. Cincuenta fotos reviven rostros, marchas y circunstancias registradas a lo largo de 42 años, luego del último golpe cívico-militar. LA GACETA / FOTOS DE ANALÍA JARAMILLO.-

“Te cuento que estoy en La Rioja desde fines de octubre, me quedo hasta marzo porque me toca la ‘colimba’ (una de mis grandes amarguras)”.

La carta la escribe a un amigo Agapito Alberto Ledo, quien luego fue secuestrado mientras realizaba la conscripción. A unos metros, las imágenes de Don Díaz -durante el juicio de la megacausa por el Operativo Independencia- están próximas a otras de los genocidas.

El Mes de la Memoria, que se inaugura esta noche a las 20 en el Centro Cultural Virla (25 de Mayo 265) comprende tres muestras: “Cartas de la dictadura”, de la Biblioteca Nacional (con decenas de misivas y recortes distribuidas en las vitrinas); el colectivo periodístico La Palta con “Diario de la Memoria”, que reúne alrededor de 50 fotos, textos, mapas, radio abierta, además de música, videos y entrevistas en vivo; y el Jardín de la Memoria, con 127 flores confeccionadas con la técnica de origami que representan los 127 casos resueltos hasta el momento por las Abuelas de Plaza de Mayo.

Hay mucho para ver, demasiado para reflexionar. Las fotografías de la megacausa admiten una resignificación, reconoce el curador Julio Pantoja. “Juega un rol fundamental la dimensión temporal, el hecho de revisitar hechos históricos sin la premura de la noticia de actualidad”, dice ante una consulta de LA GACETA.

Los integrantes de La Palta son Exequiel Reinoso, Silvina Cena, Ana Jeger, Elena Nicolay, Javier Sadir, César Cura, Cecilia Morán, Ignacio López Isasmendi, Gastón Iñiguez y Gabriela Cruz.

Registros

Mientras en la sala semicircular proliferan los registros de escenas en los tribunales, también hay un informe sobre los condenados, los que murieron y los acusados. En la sala bandeja, el mapa tucumano de centros clandestinos y de “datos útiles” no tiene desperdicio; obliga a detenerse para ubicar esos espacios de tortura y asesinatos; un retrato del genocidio del Operativo Independencia, aunque con varios ausentes. “También hay una búsqueda de revalorización visual de los soportes originales, con cambios de escala y en el hecho de pasar de la pantalla a la pared”, describió el curador.

Crear conciencia

En cuanto a “Cartas de la Dictadura”, tiene el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de preservar aquellas cartas que permanecen desperdigadas, pero que, tomadas en conjunto, escriben las páginas de nuestra historia reciente, se indica en la presentación de la Biblioteca Nacional, curada por Laura Giussani.

El guión plantea diferentes temáticas: cárceles, exilio, desaparecidos, intelectuales y Malvinas. Textos de un tiempo en el que no existían el correo electrónico ni las redes sociales.

El Centro Cultural Virla inicia su calendario de exposiciones con esta propuesta, que apunta a conmemorar por cuarto año consecutivo al Mes de la Memoria, según consigna un comunicado de la Secretaría de Extensión de la UNT.

Entre las cartas se leen textos de Paco Urondo, Norberto Galeano y Juan Gelman, acompañados por imágenes. Dirigidas a padres, familiares, amigos y compañeros, las gigantografías son un testimonio no personal sino de época; una construcción de la historia; memoria, precisamente.

A partir del 21 habrá radio abierta en el subsuelo con las actuaciones de Lucho Hoyos y Ana Jeger, entre otros músicos. Allí se conocerá la historia de H.I.J.O.S y de otras organizaciones de derechos humanos.

Comentarios