Sometieron a un careo a Virginia y a Jimena Mercado, y a su primo Alejandro Aramayo

Tres de los integrantes del Grupo del Abasto cruzaron sus declaraciones ante el tribunal. Dos de ellos fueron autorizados a regresar a Salta.

01 Mar 2018
1

ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

Virginia Mercado y Alejandro Aramayo, en un careo que se realizó en la audiencia del crimen de Paulina Lebbos, no pudieron confirmar la versión de Jimena Mercado en la que informó que personas que dijeron decir ser policías y realizaron una especie de allanamiento.

Jimena volvió a insistir con su versión. Virginia dijo que ella, antes de irse de la provincia, si no estaba en alguna dependencia policial, marchaba con sus compañeros para pedir por su aparición.

En tanto que Aramayo comentó que esos días estaba preparando una materia y que concurría todos los días a la casa un compañero para preparar una materia.

Virginia y su primo confirmaron que Jimena jamás le comentó de esa supuesto allanamiento en ningún momento y que esa versión la conocieron en este juicio.

Después del careo, Jimena Mercado y Aramayo fueron autorizados a regresar a sus ciudades de origen. Virginia, en tanto, tiene que permanecer en Tucumán para realizar la rueda de reconocimiento de persona.

Durante los primeros minutos de la mañana, la última persona que vio con vida a Paulina Lebbos dijo no sentirse bien y decidió pedir atención psicológica. El tribunal, integrado por Carlos Caramuti, Dante Ibáñez (presidente) y Rafael Macoritto, aceptó el planteo y decidieron que una profesional del Poder Judicial sea la encargada de hacerlo.

Ayer, el nombre de una mujer que es conocida a nivel nacional por haber protagonizado un escándalo en el aeropuerto salió a la luz en el juicio. La empleada doméstica Magdalena Karina Cruz apareció en la causa por haber mantenido varias llamadas con Virgina y Jimena Mercado, con el padre de Roberto Gómez (único imputado por el crimen) y con Walter "Chichilo" Acevedo (líder de la barra de Atlético. Ella negó conocer a esas personas, pero confirmó que su patrona, Macarena Bordato, compró un celular a su nombre.

Comentarios