Por el “efecto tarifas”, este mes la inflación sería del 2,7%

Dos informes académicos coinciden en la incidencia de los reajustes en servicios Los analistas consideran que resulta de difícil cumplimiento la meta oficial del 15%. Impacto en las paritarias

26 Feb 2018
1

ALEJADOS DE LA META. El Gobierno nacional intenta frenar las expectativas inflacionarias. La pauta anual establecida en el presupuesto es del 15,7%. ac12

El incremento en la tarifa de los servicios públicos privatizados será una de las razones que impulsará la inflación de este mes, coinciden los analistas. Para este mes se espera que el aumento del Índice de Precios al Consumidor (IPC) esté en torno del 2,7%, particularmente por el reajuste en las tarifas de la electricidad, prepagas, celulares, peajes, colectivos y trenes, indica un reporte de la Universidad Austral. Otro factor que incidirá en la expansión inflacionaria es el traslado a precios de la devaluación del peso respecto del dólar que, en enero, fue del 5%, mientras que en lo que va del mes roza el 2%.

El motor de la inflación se encuentra primordialmente determinado por decisiones del gobierno nacional, mediante la actualización tarifaria y el incremento en otros precios regulados. Así lo puntualiza el último reporte del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano. De hecho, si bien el año pasado concluyó con un incremento de 24,8% en el Índice de Precios al Consumidor Nacional (el CENE había pronosticado un 25%), la variación anual de los precios regulados o que tienen alto componente impositivo fue del 38,7%.

“En ‘Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles’, la suba interanual fue de 55,6%, reflejando la entrada en vigencia de los nuevos cuadros tarifarios de gas por red, electricidad y, en menor medida, agua potable. Y en Cuyo, el Noroeste y la región Pampeana llegó a 65,1; 63,7 y 56,4%, respectivamente. También afectado por los ajustes tarifarios, el rubro Comunicaciones tuvo un aumento de 34,1%”, señala al respecto Víctor Beker, director del CENE.

“Con un incremento anual del 20,6%, el rubro Transporte tuvo el año pasado un efecto morigerador de la inflación. Sin embargo, este ítem ya sufrió ajustes significativos y lo seguirá haciendo a lo largo de 2018. Por eso, la rectificación de la metas de inflación fijadas por el Banco Central, de 10 ± 2% a 15% para 2018 aún resulta exigua para ser creíble. Como ya lo dijimos el año pasado, la continuidad del programa de ajustes tarifarios torna casi imposible el cumplimiento de la meta de inflación”, completa el economista.

En tanto, el economista Carlos Belloni, del IAE Business School de la Universidad Austral, señaló que, con la evolución de precios como se está dando, para este año se proyecta un incremento en torno del 19%, bastante alejada de la meta del 15%, proyectada por el Banco Central. “La inercia inflacionaria sigue muy presente y constituye el desafío más importante a resolver para el Gobierno nacional”, puntualizó el especialista en el reporte académico.

La evolución inflacionaria es un condicionante para las paritarias que se avecinan para marzo, en la que el Gobierno sugiere que la suba no sea superior al 15%. Según Invecq Consultora Económica, se observa que los gremios reclaman aumentos por encima de la meta oficial, para alcanzar un aumento salarial “en torno al 18/20%, muy en línea con la inflación”. De esta manera, indica el reporte de la consultora, el salario real permanecería relativamente estable a lo largo del 2018, subiendo quizás de forma marginal. “Así, mientras que la recuperación del consumo durante 2017 tuvo una relación estrecha con la de los salarios reales, durante 2018 creemos que esto se logrará en base al aumento de la masa salarial como consecuencia del crecimiento del empleo (y no por mayores salarios reales) y el crédito”, indica.

“Entrar al año 2019 con un nivel de salarios reales cayendo no sería la mejor manera de comenzar un año en el cual el gobierno deberá enfrentarse nuevamente a las urnas”, puntualiza el reporte privado.

Comentarios