Ricardo Collado (h), entre la incertidumbre y el entusiasmo

22 Feb 2018
1

INMACULADO. Chavarría y Collado (h) esperando que el auto sea ploteado.

Hace 14 años que no se codea con pilotos de clase Nacional, pero no siente que sea como un volver a empezar. “No lo tomo como un debut”, aclara Ricardo Collado (h). El piloto que manejará el Ford Fiesta Junior que su papá condujo en la temporada pasada, se siente óptimo para encarar el campeonato. “Es el momento indicado para volver a probar suerte. Vengo de lograr un campeonato en Tucumán, en 2017 y otro en Catamarca, en 2015”, dijo “Ricardito”.

Con una dosis grande de entusiasmo, Collado (h) tiene la actitud justa para sobreponerse a la realidad. “Sí, empezamos tarde. En esta primera fecha llegamos en desventaja y con una incertidumbre tremenda porque no se cómo voy a reaccionar yo ante el auto porque ni nos subimos”, explicó Collado (h) que remarcó la exigente tarea que desde ayer tuvieron con su navegante Maxi Echevarría para adaptarse al auto. “No es nada del otro mundo”, desdramatizó al mismo tiempo. “Ya me pasó en otras carreras, pero como es un Nacional, uno quizás se pone más ansioso”, puntualizó Collado (h). Y en la teoría ¿qué sabe “Ricardito”? “Es un auto bastante ‘nervioso’. Su caja es secuencial, no en hache, y es algo que tampoco conozco. La meta será: ir de menor a mayor, tratando de no cometer errores para terminar, que sería lo ideal en esta carrera”, adelantó el piloto el plan para el fin de semana.

Comentarios