La Casa Sucar recuperará su esplendor al convertirse en una Casa Museo de la Ciudad

El intendente Alfaro dijo que en cuatro meses estará lista la primera etapa de las obras.

22 Feb 2018
1

OBJETIVOS Los espacios internos mantendrán la funcionalidad de la casona. la gaceta / foto de DIEGO ARÁOZ (archivo)

El proyecto oficial pretende devolverle el esplendor que supo tener en sus mejores épocas. La Casa Sucar se convertirá en una “Casa Museo de la Ciudad”, donde se podrá conocer de manera didáctica y entretenida la historia y la evolución de San Miguel de Tucumán, desde su primera fundación.

El objetivo del intendente de la capital, Germán Alfaro, es que la antigua casona, ubicada en calle Salta 532, recupere su atractivo arquitectónico y resalte su valor patrimonial para la ciudad. “La Municipalidad es propietaria de esta vivienda y queremos reflejar en ella lo que es nuestra ciudad, su historia y su evolución cultural, social y económica, entre otros aspectos”, detalló el jefe municipal. “Estamos entusiasmados con este proyecto porque es un trabajo minucioso y que se tiene que realizar muy detenidamente porque implica realizar de manera previa la refacción del edificio, la recuperación de los mosaicos, pisos y mobiliario, para devolverle a la casa su esplendor”, resaltó.

Una sala especial

Según los cálculos oficiales, en cuatro meses está previsto inaugurar la primera etapa de las obras, que comprenden la restauración edilicia de la ex vivienda que funcionará como museo. “Está previsto continuar con una segunda etapa, que sería la creación de una sala en el fondo del terreno, que funcione a modo de anfiteatro o lugar de participación social y cultural”, detalló.

Los detalles fueron presentados por el jefe del Departamento de Planificación Urbana y coordinador del proyecto, Marcelo Beccari, en la sede municipal ubicada en 9 de Julio y Lavalle. Beccari explicó que para concretar el proyecto se trabaja en conjunto con el licenciado Gabriel Miremont en el asesoramiento museológico y museográfico; con el Instituto de Historia y Patrimonio de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional del Tucumán; y con el Instituto Superior de Estudios Sociales del Conicet. “Integrantes del Instituto de Historia y Patrimonio nos dieron apoyo en el diagnóstico y relevamiento de la casa, para no alterar los valores patrimoniales de la casa -remarcó el funcionario municipal-. Con el Instituto Superior de Estudios Sociales, encabezado por Daniel Campi, trabajamos en el contenido del Museo; y junto a Miremont se planifica cómo convertir ese contenido en montaje”, indicó Beccari.

Con una maqueta impresa en 3D, el arquitecto expuso sobre los trabajos que se realizarán en los distintos espacios de la sala y los flujos de circulación. “En las salas de entrada habrá un recibimiento y se mostrarán los antecedentes de la ciudad, con la primera fundación en Ibatín. Luego se mostrará el crecimiento social, territorial, demográfico y productivo, por medio de herramientas modernas, como el mapping (proyección sobre superficies para crear un efecto de tercera dimensión) y pantallas interactivas”, dijo. El edificio preservará y potenciará los valores esenciales que la hace una vivienda singular.

Comentarios