Macri enfrentará una semana marcada por paros y marchas

La huelga bancaria y la movilización de Camioneros estarán en el centro de la agenda. En total, serán cuatro los días sin atención en los bancos. A la marcha del miércoles se sumarán algunos partidos políticos

19 Feb 2018
1

SEMANA DIFÍCIL. Tras su regreso de Chapadmalal, Macri deberá hacer frente a las problemáticas sindicales. reuters

BUENOS AIRES.- Tras el regreso de su “retiro espiritual” junto a su Gabinete en Chapadmalal, el presidente, Mauricio Macri, enfrentará una semana marcada por un paro bancario de 48 horas y la marcha convocada por el líder sindical Hugo Moyano, quien aspira a llevar a cientos de miles de trabajadores a las calles.

El gremio la Bancaria anunció un paro para hoy y mañana en rechazo al aumento salarial del 9% inicial ofrecido por las empresas. En total, serán cuatro los días sin atención al público en los bancos.

Sin embargo, el desafío mayor será la protesta del sindicato de Camioneros para este miércoles. En un principio, la movilización estaba programada para el jueves 22; pero ante los reclamos de los familiares de la víctima de Once (que conmemoran ese día un nuevo aniversario de la tragedia), la fecha fue adelantada.

A pesar de que se espera una gran concurrencia, muchos gremios nacionales decidieron no sumarse a la protesta. “Es por una pelea personal entre Moyano y Macri, no voy”, declaró Luis Barrionuevo, jefe del sindicato de trabajadores gastronómicos. Tampoco adhieren dos de los tres integrantes del triunvirato que hoy dirige a la Confederación General del Trabajo (CGT).

Aún así, varios partidos opositores, entre ellos movimientos kirchneristas y de izquierda, ya anunciaron que participarán en la marcha como forma de rechazo a las políticas del Poder Ejecutivo Nacional. De esta forma, más allá de la convocatoria de Camioneros, muchos ven a la movilización como una expresión de descontento por parte de algunos sectores contra el gobierno de Macri.

Moyano, quien también es presidente del club de fútbol Independiente, es investigado judicialmente en múltiples causas. La Procuradoría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) analiza un cruce de transferencias millonarias entre el presidente de la empresa de correo privado OCA y el sindicato de Camioneros, a cargo de Moyano. Él y su hijo, Pablo Moyano, son investigados por lavado de dinero y evasión impositiva, entre otras denuncias.

El ex líder de la CGT negó que la protesta sea una respuesta al avance judicial en su contra. “Es por las promesas incumplidas, por la política con los jubilados y porque el Gobierno no da respuestas. La gente está inquieta y cuando no hay soluciones, no queda otro camino que movilizarse”, aseguró Moyano. Además, relacionó las investigaciones judiciales con un ataque al sindicalismo argentino. (DPA)

Comentarios