“No estamos improvisando”, dijo Campero sobre la decisión de darles armas a los vigías

El jefe municipal hablará con el ministro de Seguridad sobre los alcances de la medida.

11 Feb 2018
1

CON LA POLICÍA. El intendente Mariano Campero pretende un trabajo conjunto y que se dote de más medios de seguridad a la ciudad. municipalidad de yerba buena

Cuando Mariano Campero despertó ayer y leyó este diario, se llevó una sorpresa: el ministro de Seguridad de la provincia, Claudio Maley, le advertía -a través de sus declaraciones en esa edición- que, en principio, ninguna de las guardias urbanas de las jurisdicciones municipales está autorizada a usar armas, aunque se trate de pistolas de baja letalidad. Entonces, el intendente de Yerba Buena tomó su celular, buscó el contacto del funcionario y lo llamó: acordaron charlar el miércoles venidero, a media mañana, en la Casa de Gobierno.

“No tiene poder de policía”, aclaró Maley sobre la Guardia Urbana Municipal

Desde hace un par de días, los vigías ciudadanos de ese distrito recorren las calles con armas de baja letalidad, útiles para reducir e inmovilizar a los sospechosos. Se trata de pistolas semiautomáticas. Según sus instrucciones, no se recomienda que sean utilizadas a una distancia menor a los 12 metros. Disparan postas de goma que se desplazan a una velocidad de 460 pies por segundo.

“Mandar a los guardias únicamente con un silbato y un celular, sería ponerlos en riesgo. Hoy, la inseguridad es el principal flagelo en Yerba Buena”, declara Campero.

Se sabe que en esa conversación telefónica con Maley, surgió la hipótesis de darle intervención al Poder Judicial, para que se pronuncie sobre la conveniencia o no de dotar a los guardias de armas de baja letalidad. “No voy a ponerme en contra de las fuerzas institucionales. Pero sí discutiré con firmeza. Nosotros no estamos improvisando. Hace seis meses, comenzamos a preparar a este equipo. Queremos hacernos cargo del problema, colaborar con la Policía”, prosigue.

Campero permite el uso de armas a los vigías de Yerba Buena

Tampoco se debería pensar que la guardia es una fuerza paralela, insiste el intendente. Su tarea consiste -describe- en efectuar tareas de prevención, en acompañar a la Policía y en intervenir sólo cuando el delito esté ocurriendo. “Hasta el aspecto y la personalidad de los guardias, están pensados.

No queremos disparar, queremos prevenir. Yo no hago política con la inseguridad. Estamos colaborando con la Policía y haciéndonos cargo del problema. Como intendente, estoy facultado a tomar medidas de emergencia. Y esta es una situación de emergencia. La cantidad de robos y hechos violentos es inédita”, añade.

Esta semana, el gobierno yerbabuenense le había pedido a Maley, mediante una nota, que les refuerce la dotación de hombres y de vehículos. “Se vienen produciendo hechos delictivos de forma reiterada. Además, hemos detectado que ha crecido la comercialización de estupefacientes en las zonas de la plaza Vieja y de los ex predios de Radio Nacional (actual barrio ProCreAr). Lo mismo ocurre en los vecindarios de Horco Molle, Colonia Castillo y San José”, le indicaron. De modo paralelo, Campero había confirmado la entrega de equipamiento para la guardia, que desde hace un mes recorre las calles. Además de las armas livianas y chalecos antipunzantes.

En su charla con LA GACETA, el ministro de Seguridad defendió el accionar de la Policía, particularmente, en Yerba Buena, a raíz de la decisión del jefe municipal de dotar de armas al personal de la Guardia Urbana Municipal. Según Maley, la Provincia ha reforzado sus operativos de prevención del delito en la zona donde desarrollan deportes los bikers; también destacó el trabajo conjunto con el personal municipal en los controles vehiculares.

Y reafirmó un proyecto que trabaja en conjunto con el Colegio de Profesionales en Ingeniería en Tucumán para ampliar la cantidad de cámaras en ese distrito municipal. “La instrucción especial que nos dio el gobernador Juan Manzur fue la de ampliar la actividad preventiva para bajar los índices delictivos”, puntualizó el ministro.

Comentarios