“Es una vergüenza que un aeropuerto internacional no tenga regulado el servicio de transporte"

El subsecretario de Tránsito cuestionó la falta de controles.

09 Feb 2018
1

No está regulado el transporte desde el aeropuerto. ARCHIVO

“Es una vergüenza que en un aeropuerto internacional, más de la envergadura que se lo está haciendo ahora, no tenga regulado el servicio de transporte de pasajeros”. Así lo expresó Enrique Romero, subsecretario de Tránsito y Transporte de la Municipalidad de la capital sobre el traslado de pasajeros desde el aeropuerto al centro.

“La falta de control hace que no sepamos ni siquiera si están nucleados en alguna firma. Se supone que hay empresas, pero hay muchos tipos que van a trabajar ahí sin ninguna identificación”, resaltó Romero. El funcionario municipal dijo que a raíz de esta situación es que la mayoría de los tucumanos se hace llevar o traer por algún familiar o por un amigo.


“Esto pasa porque corren el riesgo de que les cobren el doble; ni siquiera está reglamentada la tarifa. ¿Quién cobra esa tarifa?, ¿quién decide el monto?”, se preguntó Romero.

Los empleados

El funcionario municipal dijo que no sólo hay que pensar en los visitantes y pasajeros que llegan a Tucumán, sino también en los empleados que trabajan en la estación aérea. “Cuando era Director de Transporte de la provincia (gestión 1999-2003) -dijo Romero-, una empresa de ómnibus tenía la obligación de ir al aeropuerto, aunque vaya y vuelva vacío y en horario fijo, porque las empresas saben que ellos tienen un costo de riesgo; por ejemplo el que va a Agua Dulce en horario pico viene repleto y después a las 10, va y vuelve vacío, pero es el riesgo de ellos”, explicó.

En el aeropuerto algunos días puede verse una unidad de la empresa 124; sin embargo, no se exhibe en público un horario de ingreso y salida del aeropuerto. “Por lo menos hay que planificar sobre los horarios de los vuelos -dijo-. Y más ahora que están los low cost; es decir que los pasajeros han viajado con un vuelo barato y al bajar del avión tienen que tomar un auto que les cobra más caro que el avión”, ironizó.

Romero resaltó que sigue la vieja costumbre de la cultura árabe: ofrecer un servicio como si estuvieran vendiendo pantalones en un local comercial. “Autos, autos, taxi, taxi, dicen los tipos en el aeropuerto; no se ha modificado esa cultura”, advirtió en relación a los choferes dentro del salón del aeropuerto.

Comentarios