La Bancaria ratificó el paro del viernes

Habrían sido un “fracaso” las paritarias

06 Feb 2018
1

La Asociación Bancaria (AB) ratificó la medida de fuerza que había anunciado para el viernes 9, que se sumará a los días sin actividad por el fin de semana largo.

El paro de actividades en todos los bancos públicos y privados del país, previo al inicio del fin de semana largo por los feriados de Carnaval, es el resultado del fracaso, según AB, en las negociaciones paritarias a nivel nacional, en las que les fue ofrecido un incremento salarial del 9% para este año.

El anuncio fue realizado el primer día de febrero y corrió por cuenta del titular del gremio, Sergio Palazzo, durante una conferencia de prensa brindada, en el marco de un plenario nacional de secretarios generales de seccionales bancarias de todo el país que se desarrollaba en la sede de la entidad sindical.

Al enumerar los motivos por los que, a criterio del gremio, fracasaron las negociaciones con el sector empresario, Palazzo apuntó contra la patronal por ser “funcional al Gobierno”.

En ese marco, el gremialista expresó que los trabajadores pueden aguantar seis o siete meses de ahogo, pero en tono de advertencia preguntó si sería posible que los bancos aguanten un conflicto que podría durar de 10 a 30 días.

Palazzo pidió al plenario de secretarios generales de todo el país que faculten a la conducción nacional del gremio a “realizar paros de 24, 48 y 72 horas a nivel nacional, y los que sean necesarios durante el mes de febrero”.

En este contexto, ayer confirmaron la medida de fuerza para el último día hábil de esta semana, que duraría 24 horas, y dejaría un total de cinco días sin servicios bancarios en todo el país.

Los Bancos reabrirían sus puertas el miércoles 14, luego del feriado por Carnaval (martes 13).

Los servicios afectados por el paro bancario, corresponderán a todas aquellas actividades que involucren la tarea de empleados del sector. Por lo que no se brindará atención al público durante ese día, ni tampoco funcionarán los denominados “cajeros humanos”, en los que no se podrá efectuar ningún tipo de operación .

Comentarios