Los independentistas catalanes negocian con Puigdemont en Bruselas

06 Feb 2018
1

reuters

Los partidos independentistas catalanes aseguraron ayer en Bruselas, Bélgica, que avanzaron en las negociaciones para encontrar una fórmula para reelegir al destituido Carles Puigdemont como presidente del gobierno regional, sorteando el cerco judicial a su investidura. Las negociaciones “van en la buena dirección”, dijo Eduard Pujol, diputado de Junts per Catalunya, luego de unas intensa jornada de reuniones entre tres grupos independentistas. Pujol, no obstante, rechazó la posibilidad que se había planteado de una presidencia “simbólica” para el ex líder catalán, al afirmar que el acuerdo que se está negociando “tiene que salvaguardar la investidura de Puigdemont”. “La política catalana pasa hoy por Bruselas”, apuntó, dejando claro que su grupo no renunciará a su máximo líder y símbolo, quien se encuentra en Bélgica huido de la Justicia luego de haber sido acusado de rebelión, sedición y malversación, tras ser destituido por el Ejecutivo español de Mariano Rajoy en octubre. El propio Puigdemont convocó en la capital belga a los representantes de los tres grupos que conformaron la mayoría independentista- Junts per Catalunya, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Candidatura de Unidad Popular (CUP)- para llegar a un acuerdo, aunque aún no hay fecha ni trascendieron los detalles. El gran obstáculo sigue siendo que para ser reelegido formalmente al frente del gobierno regional, Puigdemont debe asistir de forma presencial al debate de investidura. Así lo estableció el Tribunal Constitucional español después de que el gobierno de Rajoy intentó impedir que el líder secesionista fuera investido de forma “virtual” desde Bruselas. (Télam)

“A VENEZUELA NO LA AMENAZAN”

El presidente Nicolás Maduro (foto) dijo que el secretario de Estado de EEUU pierde el tiempo amenazando a Venezuela, en su primera reacción a los duros comentarios de Rex Tillerson. “Se ha ido por América Latina a perder el tiempo, a hacer amenazas contra Venezuela”, dijo Maduro desde el palacio de Gobierno en referencia a Tillerson. A Venezuela “no la amenaza nadie, ni Rex Tillerson, ni 1.000 Tillerson”, añadió el mandatario al salir de una reunión con el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo. Tillerson inició la semana pasada una gira por América Latina en la que la crisis en Venezuela fue un tema central. El máximo diplomático del Gobierno de Donald Trump dijo el fin de semana en Argentina que su país sigue considerando restringir las compras de crudo a Venezuela, miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) . Maduro aseguró que Washington busca declarar un “embargo petrolero” contra su país y dijo estar preparado para enfrentar la medida, porque “hay mucha gente en el mundo lista para comprar nuestro petróleo”. (Reuters)

“El Salvador clama por fin a homicidios e impunidad”

La relatora de Naciones Unidas (ONU) para ejecuciones arbitrarias y extrajudiciales, Agnes Callamard, llamó ayer al Gobierno salvadoreño a poner fin a la impunidad y a los homicidios en este país centroamericano, que tiene una de las tasas de asesinatos más alta del mundo. Al finalizar su misión de observación de más de una semana, la funcionaria internacional aseveró en conferencia de prensa que “El Salvador, con una de las tasas más altas de homicidio en el mundo, debe tomar urgentemente medidas más efectivas para prevenir la privación arbitraria de la vida”. Además, agregó que se debe poner fin “al círculo vicioso de impunidad que hace posible estos crímenes”. En 2017 la tasas de homicidios fue de 60 por cada 100.000 habitantes. Desde noviembre pasado organismos internacionales de la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA), han señalado a El Salvador como un país altamente violento, donde hay impunidad tanto de delincuentes organizados como de las fuerzas oficiales. (DPA)

Niega el Holocausto y es candidato por los republicanos en EEUU

El oficialismo republicano permitió que un declarado negador del Holocausto nazi, supremacista blanco y conocido activista antisemita se convierta el mes próximo en el candidato del partido para congresista por el estado de Illinois porque no enfrentará ningún rival en las primarias. Arthur Jones tiene 70 años, es un vendedor de seguros jubilado y desde la década de 1970 se presentó como precandidato republicano a casi todos los cargos electivos de las afueras de Chicago. Sólo a la Cámara de Representantes federal, siete veces. Perdió en todas las primarias por mucho, pero el mes próximo, por primera vez en su vida, ganará. Lejos de moderar su discurso para ganar votos en los comicios generales, Jones se mantiene firme en su postura negacionista. “Para empezar, me presentó para el Congreso no para canciller de Alemania. Para mi, el Holocausto es lo que he dicho: un fraude internacional extorsivo”, sentenció Jones al diario Chicago Sun Times, el medio que reveló este fin de semana su camino seguro a la nominación republicana. Jones no esconde su ideología; por el contrario, la reivindica. En la entrevista, el jubilado contó que fue dirigente del extinto Partido Nazi Estadounidense y que ahora encabeza un grupo llamado Comité Estados Unidos Primero, una organización que recupera el slogan de campaña y del gobierno de Donald Trump. (Télam)

Comentarios