Madrid y Caracas se acusan y tensan la relación diplomática

Respaldo de la Unión Europea a España No podrán presentar un candidato único

27 Ene 2018
1

MADRID.- Las relaciones diplomáticas entre España y Venezuela entraron en una nueva escalada de tensión cuando Madrid declaró persona “non grata” el embajador venezolano Mario Isea y ordenó su expulsión del país, un día después de que Caracas tomara la misma medida con el embajador español.

La decisión, excepcional, fue adoptada por el Consejo de Ministros en Madrid a propuesta del ministro de Exteriores, Alfonso Dastis. “El Gobierno responde de forma proporcional y en estricto cumplimiento del principio de reciprocidad”, explicó el portavoz del Ejecutivo de Mariano Rajoy, Íñigo Méndez de Vigo.

El propio Dastis había sugerido el jueves la posibilidad de expulsar a Isea al anunciar que Madrid respondería con “medidas de reciprocidad proporcionadas” a la declaración de persona “non grata” y expulsión de Venezuela del embajador español Jesús Silva Fernández, al que le dieron 72 horas para dejar el país.

“Es evidente que vamos a tratar de actuar con proporcionalidad, pero tenemos que aplicar el principio de reciprocidad, que es muy útil en las relaciones diplomáticas”, señaló Dastis, que rechazó las acusaciones de “injerencia” usadas por el Gobierno de Nicolás Maduro para justificar la expulsión del diplomático español.

“Lo único que hemos intentado desde el principio es ayudar al proceso”, sostuvo el ministro. “Hemos liderado en la Unión Europea (UE) el intento por buscar medios de presión efectivos para que hubiera una negociación efectiva (en Venezuela), algo que han decidido por unanimidad los 28 (miembros de la UE)”.

El comunicado de la Cancillería venezolana justificó el jueves la expulsión de Silva Fernández por las “continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos” de Venezuela por parte del Gobierno español.

Caracas acusaba así a Rajoy de haber incitado las sanciones que la UE impuso esta semana a dirigentes venezolanos, incluido Diosdado Cabello, “número dos” de Maduro, al atribuirles violaciones de los derechos humanos. El comunicado aseguraba que Rajoy recibió “infames instrucciones” del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la reunión de ambos el 26 de septiembre en Washington.

La UE mostró ayer su respaldo sin fisuras a Madrid y criticó la expulsión del embajador español de Caracas. “Expresamos nuestra total solidaridad con España y pedimos que la decisión sea revertida porque va en contra de la necesidad de mantener los canales diplomáticos abiertos”, dijo Catherine Ray, portavoz de la Comisión Europea. (DPA)

Comentarios