“Nadie reconocerá el resultado de los comicios”

Santos, el presidente de Colombia, señaló que no hay garantías suficientes para que la elección venezolana sea transparente Delegados del oficialismo y de la oposición retomarán mañana las tratativas para superar los conflictos institucionales en el país.

26 Ene 2018
1

CATEGÓRICO. Santos dijo que su postura es la del Grupo de Lima. reuters

VENEZUELA.- El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, rechazó ayer la convocatoria a elecciones que el oficialismo en Venezuela, y para las que ya se postuló su par Nicolás Maduro, y aseguró que “nadie” reconocerá el resultado de esos comicios.

“Mi posición es la misma que expresó el Grupo de Lima, rechazar esa convocatoria. Hasta que no haya garantías suficientes para una elección transparente, creo que nadie va a reconocer el resultado de unas elecciones en Venezuela”, dijo Santos en el Foro Económico de Davos, citado por la agencia EFE.

Para el mandatario colombiano, públicamente enfrentado con Maduro, “esas elecciones no tienen ninguna validez porque fueron convocadas por una institución, por una instancia que para nosotros tampoco tiene ninguna validez como es la Asamblea Constituyente”.

La Asamblea Nacional Constituyente fue creada luego de las elecciones legislativas en las que se impuso la oposición venezolana, que por ende lidera el Parlamento tradicional, y una vez constituido el cuerpo se proclamó plenipotenciaria.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció ayer su candidatura presidencial para las próximas elecciones, que deberán celebrarse antes de mayo, y pidió a sus simpatizantes conformar comandos de campañas a lo “largo y ancho” del país para lograr 10 millones de votos.

Maduro ya había señalado este martes que estaba “a la orden” del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y de la coalición Gran Polo Patriótico (GPP) como candidato a las presidenciales, luego de que la oficialista Asamblea Constituyente aprobara la celebración de estos comicios para el primer cuatrimestre de 2018.

La convocatoria electoral anticipada generó el rechazo de varios Gobiernos del continente y de la oposición venezolana, que consideró que la negociación con el Gobierno de Maduro va camino al fracaso tras el llamado adelantado a las urnas.

Los cancilleres del Grupo de Lima rechazaron el martes de esta semana en Santiago de Chile el anuncio de la Asamblea Constituyente de Venezuela de adelantar las presidenciales por considerar que no serán “democráticas”.

Diálogo

Delegados del oficialismo y la oposición de Venezuela reanudarán este domingo el diálogo que quedó suspendido la semana pasada, anunció ayer el presidente de la República Dominicana, Danilo Medina desde el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

También remarcó que el diálogo “es la mejor solución para Venezuela y para su gente que necesita respuesta”, tras dos intentos frustrados en los meses previos y dos experiencias fallidas en 2014 y 2016.

El clima se tensó aun más con la resolución del gobierno, anunciada el martes, de anticipar para el primer cuatrimestre de este año las elecciones presidenciales que correspondía realizar en diciembre próximo.

Esto motivó la decisión del gobierno de México de abandonar su papel de observador del diálogo entre el chavismo y la oposición, revelado el miércoles por el canciller de ese país, Luis Videgaray.

El diputado Luis Florido, uno de los representantes de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en el diálogo, advirtió que después de lo ocurrido, la negociación “está moribunda”.

La MUD reclama la apertura de un “canal humanitario” para paliar la crisis por desabastecimiento; solicita la modificación del directorio del Consejo Nacional Electoral (CNE), integrado por cuatro chavistas y un independiente; y, requiere la liberación de todos los opositores presos, que sumaban 224 a comienzos de esta semana.

Voceros del gobierno rechazaron el “canal humanitario” por entender que encubre una “intervención” extranjera, advirtieron que el sistema electoral no se modificará y prometieron liberar a más de 80 opositores presos para la última Navidad, pero sólo soltaron a poco más de 40). (Télam)

Comentarios