Ladricer sueña en grande

El equipo tucumano tiene grandes desafíos.

25 Ene 2018
1

JUNTOS. El equipo de Daniel López ya está listo para los nuevos compromisos, y quiere seguir festejando. LADRICER

Ladricer es uno de los equipos tucumanos de handball que se permite soñar. Sus jugadores, por amor a este deporte, se entrenan con la esperanza de llevar al club y la disciplina a otro nivel. De hecho, tienen en vista jugar este año en el Nacional A.

Con trabajos físicos y de pelota, Ladricer busca hacerse fuerte a nivel provincial, nacional y, por qué no, animarse a algún torneo internacional. Las ganas no faltan, pero cada viaje o salida implica un gran trabajo previo, sobre todo en lo económico. “Todo es a pulmón. Seguimos buscando sponsors pero, mientras tanto, los viajes salen del bolsillo de cada uno: vendemos comida o hacemos rifas”, dice Exequiel Heredia. El jugador también cuenta que deben pagar una cancha para entrenar (en el complejo Avellaneda), ya que no cuentan con espacio físico.

Exequiel comparte equipo con su hermano Christian y ambos llevan alrededor de 10 años vistiendo la camiseta. La mayoría de los jugadores representa al club hace casi media década. “Somos más que compañeros de equipo: vamos juntos a todos lados”, dice Exequiel.

El año será agitado: en marzo disputarán el Torneo de la Vendimia, pero el principal objetivo estará en el Nacional A de clubes, al cual clasificaron gracias a la plaza que lograron en el Nacional B del año pasado. El cupo que obtuvieron para Tucumán quedó en sus manos al ganar el Provincial del 2017. Así, suman una nueva página en su historia, ya que será el primer equipo de la provincia en disputar esa categoría. Con el certamen nacional aún sin fecha -se definirá en febrero-, Ladricer ya está enfocado. “Es un sueño jugarlo”, reconoce el central, Alejandro Roldán. El DT, Daniel López, sabe que su equipo está ante una chance única. “El objetivo es mantener la categoría A”, asegura.

El equipo enfrentará competencias fuera de la provincia, pero no se olvida de su participación en el torneo local. “Espero que este año el torneo comience en marzo o abril y no pasado mitad de año como viene siendo” critica Roldán.

En los últimos años, entendieron que el handball provincial “está en un bache”, como lo afirma Patricio Soto, preparador físico del equipo. “Debería tener más nivel. No lo tiene por falta de apoyo y promoción”, agrega el extremo izquierdo Santiago Xamena. Y Hernán Díaz no oculta la realidad: “el handball está bajando el nivel por falta de competitividad”.

Ellos son el presente, pero también piensan en el futuro. “La expectativa está en que los clubes comiencen a darle importancia a las categorías formativas”, dice Christian Heredia.

Comentarios