La Casa Sucar reedita una vieja disputa en la Municipalidad

Reproches contra los concejales peronistas

24 Ene 2018
1

USO CULTURAL. La casona fue expropiada en 2017 por la Intendencia. la gaceta / foto de DIEGO ARáOZ

Desde la Municipalidad cuestionaron la postura de los concejales de la oposición, quienes adelantaron que no tratarán el proyecto de ordenanza para preservar el entorno de la casa Sucar, la vivienda expropiada en 2017 para uso cultural.

“Resulta que cuando se quiere hacer una cosa bien hecha, que tantas ciudades del mundo tienen, como preservar la zona de la casa Sucar para mantener el patrimonio edilicio, los muchachos vienen a oponerse en bloque”, fustigó José Luis Avignone, secretario de Relaciones Institucionales de la gestión del intendente, Germán Alfaro (Cambiemos).

La iniciativa “Transferencia de potencial constructivo para edificios de valor patrimonial y cultural ubicado en áreas de Interés Municipal” tiene como objetivo desalentar las construcciones en altura. El proyecto declara de interés municipal el bulevar Salta, desde avenida Sarmiento hasta Santiago, y ordena que las construcciones no excedan los nueve metros de altura. El expediente incorpora la figura de “Transferencia de Potencial Constructivo” en caso de que los propietarios busquen demoler una propiedad para una construcción mas allá de las características habilitadas en esas cuadras. Cuenta con dictámenes positivos de las comisiones de Peticiones y Poderes, Obras Públicas y Planeamiento Urbano.

“No sé si los concejales que se oponen al proyecto de ordenanza pueden responder a algún interés particular, ya que los permisos solicitados en el municipio para demoler y construir en la cuadra de la casa Sucar pertenecen a la empresa del ex gobernador (José) Alperovich”, espetó el ex concejal Avignone.

Conflicto entre bancas

La disputa política en el Concejo se mantiene por el proyecto de ordenanza que busca preservar el entorno de la casa Sucar. Si bien la ordenanza que habilitó la expropiación de la casona de Salta al 500 fue votada por unanimidad en febrero de 2017, desde el bloque Tucumán Crece-PJ adelantaron que no tienen voluntad de aprobar la norma que preserva el entorno de la vivienda.

“Es totalmente inconstitucional avanzar sobre la propiedad privada de la forma que se pretende. No me parece tratable”, había expresado en la semana el peronista Dante Loza, a cargo interinamente de la presidencia del Concejo. El concejal alperovichista había sido terminante respecto de la postura de su bancada: “no hay voluntad de que prospere (el proyecto) desde mi espacio. Nos parece inconstitucional”.

La Intendencia había comprado a comienzos de 2017 la casa de Salta 532 a la empresa Citrusvil SA, del grupo Lucci. El objetivo de la firma era demoler la vivienda, incluida dentro del registro de edificios notables de la Comisión Provincial de Patrimonio, para dar lugar a un emprendimiento inmobiliario de la empresa Viluco Sociedad Anónima. Si bien la casa Sucar fue expropiada para su conservación, su entorno no tiene protección legal.

Comentarios