Álvarez valoró el trabajo del equipo y aseguró que llegará bien al lunes 29

La manija del “Decano”. Es quien debe mover los hilos del mediocampo hacia arriba.

22 Ene 2018
1

PIENSA EN EL “GASOLERO”. Favio cree que el “Decano” llegará bien al partido del lunes. “Es nuestro primer gran desafío.”

Si los partidos de pretemporada fueran un termómetro real de la actualidad de cada equipo, el caos sería el mejor amigo de cada entrenador. Atlético no la pasó demasiado bien cuando su formación titular salió a la cancha, amén del triunfo en Salta por penales sobre Talleres, luego de un 0-0 que dejó demasiada tinta en el tintero del fútbol. Pero la pretemporada es eso, un banco de pruebas en movimiento. Ricardo Zielinski movió varias cadenas en ese ámbito. Salvo puestos de jugadores consagrados, intercambió sus fichas. Fue una tarea de prueba y error en la que hubo varias ausencias, en especial la del gol, principal fuente de alimentación para concretar victorias.

Favio Álvarez es la manija del “Decano”. Es quien debe mover los hilos del mediocampo hacia arriba. Debe ser el nexo entre delanteros y el gol. A Favio le faltó quizás el toque de libertad que le dan más minutos de rodaje. No importa, confiesa el cordobés. “Año nuevo, vida nueva. Cada uno tiene un rol dentro de la cancha y debe hacerse cargo de lo que le toca. Está buena esa responsabilidad (la suya), porque eso quiere decir que algo bien estoy haciendo y que el técnico y mis compañeros confían en que puedo cumplirles”, comenta el enganche, de posición variable entre las bandas.

Álvarez sí fue preciso en remarcar qué es lo importante para Atlético. “El partido del 29 contra Temperley en nuestra casa. Ese es el que importa. Lo que pasó antes, sirvió”, habla de los duelos amistosos que Atlético jugó en “La Linda”, con Sport Recife en Brasil, y con Gimnasia y Arsenal en Buenos Aires. “Sí, nos sirvieron”, aclara el rubio. “Pudimos corregir errores del pasado y también, durante los entrenamientos, cosas buenas que hemos hecho antes y que nos llevaron hasta donde llegamos en 2017”, explica con claridad.

A pesar de la ausencia del gol, de que todavía el equipo a veces se notó desparejo y poco armonioso, Favio dice: “este grupo puede ser mejor que el de la temporada anterior. Nos conocemos más entre nosotros y vinieron jugadores que ya conocemos. Se pudo trabajar mucho más.”

Entonces surgen los desafíos, la Superliga y la Libertadores. “El torneo es todo para nosotros. Es la prioridad. Y en la Copa no vamos de turistas, vamos a intentar mejorar lo hecho antes. Este equipo demostró que puede jugarle y ganarle a cualquiera, cuando se trata de ir por los puntos.”

Comentarios