Un sueño hecho realidad: Graneros jugará el Federal C

El pueblo lo celebra, pero no se conforma. “Vamos por más”, dijo la presidenta Ledesma

22 Ene 2018
1

“A veces es como que nos pellizcamos para comprobar que todo esto no es un sueño. Es algo muy lindo y la verdad es que esperamos que no se termine nunca”.

Las palabras de Juan Manuel Lescano, secretario del club Social y Deportivo Graneros resume lo que piensan todos en el pueblo. El “Verde” vive su momento de gloria en lo futbolístico, algo que nadie imaginaba hace algunos años atrás.

El inicio del sueño se dio casi por casualidad, sin pensarlo. La dirigencia, liderada por Carolina Ledesma, apuntó a otro objetivo y, casi sin quererlo, se encontraron con el mejor regalo de todos: un boleto para jugar el torneo Federal C, algo histórico para cualquier equipo del pueblo.

“En 2016 estuvimos a punto de perder la categoría en la Primera división de la Liga. Por ese motivo, armamos el plantel con la mentalidad de evitar el descenso. Pero los buenos resultados se fueron encadenando y nos encontramos con algo que no esperábamos, pero que queremos aprovechar al ciento por ciento”, asegura Ledesma, que quiere un monumento para el entrenador Eduardo Sáez de Ugarte. “Tenemos el mejor DT del mundo. Confiamos a muerte en él y sabemos que nos va a dar muchas alegrías”, agrega la presidente.

Pocos minutos pasaron de las 13 del sábado y el pueblo parece desierto. En las calles no hay nadie, todos prefieren resguardarse en sus casas del sol y del calor. Pero en el Complejo Deportivo Municipal “Bernabé Alzabe” un grupo entusiasta, liderado por Ledesma y Lescano, trabaja pensando en un futuro tan bueno como el actual; o quizás mucho mejor. Claro, a esta altura en Graneros nadie se conforma, todos apuestan a dar el golpe también en el nuevo certamen.

Mariela Alarcón, Yanina, Ivana y Joaquín Ybarra son algunos de los integrantes de un grupo que se conformó para tratar de darle mayor sustento al sueño dorado que acunan en el pueblo. “Ante este nuevo desafío que vamos a enfrentar, decidimos armar un grupo de trabajo con el objetivo de buscar recursos para que el proyecto pueda seguir adelante”, asegura Ledesma, que pretende darles un “sacudón” a los habitantes del pueblo para que acompañen de manera multitudinaria al “Verde” en cada partido como local.

Graneros no es un pueblo más del sur tucumano. Algunos fenómenos naturales como las inundaciones lo castigaron en más de una oportunidad. Por eso, todo se hace más difícil y la clasificación al Federal C fue tomada como una “bendición” luego de mucho sufrir.

“A nosotros conseguir cualquier objetivo nos cuesta el doble. Somos un pueblo que sufrió mucho y que, en el caso del fútbol, está muy alejado de casi todos los rivales. Debemos viajar mucho y eso implica dinero. Por eso estamos muy felices con lo que conseguimos y no queremos que esto se corte”, jura Lescano.

Graneros realizó una gran campaña en la Liga y pese a no poder llegar la final, ocupó la plaza del subcampeón, Almirante Brown, que ya juega torneos nacionales. “Y ahora vamos por más, eh”, avisa la presidente, más ilusionada que nunca. “Estamos trabajando con todas nuestras ganas. Pensamos que este es el momento para dar el gran salto”.

El desafío es grande por eso todo suma. Graneros recibe apoyo oficial, pero no es suficiente para un torneo tan desgastante como costoso. Si bien el equipo que logró el gran objetivo estaba integrado por todos jugadores del pueblo, el nuevo torneo casi que obligó a salir a buscar refuerzos. “Todo cuesta dinero. Por eso decidimos lanzar una campaña para sumar socios. Además, pretendemos jugar a cancha llena todos los partidos en los que seamos locales durante el Federal C, algo que no pudimos conseguir durante el torneo de la Liga”, sueña Ledesma.

Pero claro, si de soñar se trata, el momento ideal parece ser este. Si bien el fútbol parece llevarse toda la atención, en Graneros abren la mente y esperan que el club tenga una mayor inclusión social. “El polideportivo municipal actualmente cuenta con escuelas de básquet, voley y algunas otras disciplinas. Esas son ajenas a nuestro club, pero tenemos en mente adoptarlas. Queremos un club que atraiga a los chicos y que puedan venir a practicar deportes”, afirma Lescano.

Graneros vive un momento soñado. Dejó atrás momentos de sinsabores y disfruta de un presente que algunos creían imposible. Por eso, nadie quiere bajar la guardia; apostar a más es el objetivo.

Comentarios