Una mujer que disfruta su alto lugar en la dirigencia

22 Ene 2018
1

Hasta hace unos años era visto con ojos raros que a la mujer le guste el fútbol. Con cada día que corre en el calendario, las miradas van cambiando. Hoy ya es costumbre que las mujeres compitan en torneos del fútbol o que organicen un picadito entre ellas durante la semana. Pero hay más...

La Providencia (2008), Santa Rosa de León Rougés (2009), Sportivo Guzmán (2017) y Deportivo Graneros son ejemplos claros de cómo el fútbol y sus instituciones dejaron de ser cosa exclusiva de hombres. Estos cuatro clubes tuvieron o tienen como máximo dirigente a una mujer. En el último caso, la presidente es Carolina Ledesma, que se define como una amante del fútbol desde siempre.

Carolina divide su vida entre su trabajo en la Municipalidad de Graneros, su familia y el club. “Cuando llega el fin de semana cualquiera se pone contento porque va a descansar; en mi caso, son los días en que se los acompaña a los chicos en los partidos. Y eso es un placer” cuenta la dirigente.

A Carolina, sus compañeros la eligieron como cabeza del club, elección que le produjo mucha emoción. Ante la pregunta sobre qué significa ser dirigente siendo mujer, responde: “la verdad no sé cuál sería la diferencia con respecto al sexo. ¿Será que los hombres sienten más intensa la pasión? Yo no lo creo. A mí me desborda la alegría por ser la presidente de mi club querido”. En verdad, las cosas han cambiado.

Comentarios