El papa Francisco insta a luchar contra "la plaga" del feminicidio

"Son muchas las situaciones de violencia que quedan silenciadas detrás de tantas paredes", expresó.

20 Ene 2018
1

EL PAPA EN PERU. FOTO TOMADA DE MINUTOUNO.COM

El papa Francisco instó hoy a luchar contra el feminicidio, "una plaga que afecta al continente americano", mediante la exigencia de leyes y culturas contra toda forma de violencia, durante una ceremonia en la ciudad peruana de Trujillo.

"Son muchas las situaciones de violencia que quedan silenciadas detrás de tantas paredes. Los invito a luchar contra esta fuente de sufrimiento", dijo Francisco en la Celebración Mariana que reunió a miles de fieles en la plaza de armas de Trujillo, en su tercer día de visita en el Perú.

El papa aprovechó para dar ese mensaje antes de la coronación de la Virgen de la Puerta, patrona del norte del Perú, como "Madre de la misericordia y de la esperanza".

"La Virgen de la Puerta nos muestra el camino y nos señala la mejor defensa contra el mal de la indiferencia y la insensibilidad. Ella nos invita a promover e irradiar una cultura de misericordia, donde ninguno mire al otro con indiferencia ni aparte la mirada cuando vea el sufrimiento de los hermanos", sostuvo el pontífice.

Francisco se acercó mediante una escalera al altar de la Virgen y le colocó la corona en medio de aplausos del público y fuegos artificiales, comunes en las celebraciones religiosas de las clases populares.

"La Mamita", como se le conoce, fue llevada el lunes a la capital del departamento de La Libertad desde la vecina localidad de Otuzco, donde tiene un santuario permanente, seguida por cientos de feligreses en un recorrido de unos 75 kilómetros, informó la Dpa.

Antes de la Celebración Mariana que marcó el final de la agenda papal en Trujillo, el pontífice ofreció una misa en la playa de Huanchaco, en la costa del océano Pacífico e hizo un pequeño recorrido en papamóvil por el barrio Buenos Aires.

En su paso al norte peruano, Francisco tuvo un espacio para aconsejar a sacerdotes y monjas en formación del Seminario San Carlos y San Marcelo.

"Da mucha pena ver algún obispo, algún cura, alguna monja marchitos. Mucha más pena me da cuando veo a seminaristas marchitos. La iglesia es buena, la iglesia madre. Si ustedes ven que no pueden, hablen a tiempo antes de que sea tarde, hablen cuando se den cuenta de que no hay raíces", indicó el papa.

En un encuentro donde hubo bromas y risas, el líder católico pidió a los seminaristas que escuchen la memoria de los ancianos porque aunque "los jóvenes caminan rápido, son los viejos los que conocen el camino".

"Los ancianos necesitan que les vuelvan a brillar los ojos. Hagan soñar a los viejos. Y si los jóvenes hacen soñar a los viejos, les aseguro que los viejos harán profetizar a los jóvenes", agregó.

Comentarios