Según la Policía, no se sabe si se regentea a las chicas trans

Natasha Banegas fue baleada en barrio Sur.

17 Ene 2018
1

AGRESIÓN. La víctima fue internada en el hospital Centro de Salud.

Walter Álvarez, jefe de la Unidad Regional Capital (URC) de la Policía de la provincia, afirmó que “no se sabe a ciencia cierta si hay una persona que regentea” a las chicas trans en San Miguel de Tucumán. “Si hay alguien realizando esto, nos encontraríamos frente a una figura delictiva”, agregó.

El titular de este cuerpo de la fuerza de seguridad formuló las declaraciones, tras el ataque a Natasha Banegas, la mujer trans que recibió cinco disparos de arma de fuego en Crisóstomo Álvarez y Moreno, en la capital. Sobre el caso, el oficial dijo que es investigado por la Justicia para determinar las causas de la agresión.

Álvarez remarcó que la actual gestión del Ministerio de Seguridad evalúa cómo interactuar con este movimiento para evitar violentas situaciones, como lo ocurrido el lunes durante la madrugada.

Aunque manifestó también que “(las chicas trans) viven en un ambiente muy cerrado. Ingresar a ese ámbito para establecer comunicación, nos resulta complicado. Nos vemos limitados porque inmediatamente se sienten discriminadas. Por eso, tenemos que establecer políticas de cómo tratarlas, de poder entrevistarse con quienes las representan para saber cuál es la situación, y si hay un delito”.

El jefe de la URC contó que cuando se aproxima la Policía, las personas se desplazan a una parada de colectivos o se suben a un taxi. “Esta nueva gestión (del ministerio de Seguridad) está trabajando para ver cómo se integra esta contravención al Código de Convivencia para determinar una forma de actuar”, agregó.

“No dejan de ser ciudadanos, a quienes hay que brindar seguridad, tanto en la noche como en el día”, destacó.

Banegas es una de las chicas trans que, como ella lo explicó en la edición de ayer, ofrecía servicios sexuales en esa esquina de la ciudad. El lunes, recibió cinco disparos por parte de dos desconocidos: cuatro en las piernas y el otro en una mano. “No hirieron a ninguna de las otras chicas, me estaban buscando a mí”, dijo Banegas. Relató en el hospital Centro de Salud que dos hombres que viajaban en moto se habían acercado al grupo y habían preguntado por ella. Estas personas, cuando la identificaron, le apuntaron con armas de fuego y la balearon reiteradamente.

Uno conocido de la víctima, Rolando Singh, había contado que Natasha llegó golpeada a su bar el día anterior al ataque y que ella dijo que otra de las chicas trans, quien se hace llamar Ximena, le había pegado y la había amenazado. Ambos remarcaron que este hecho habría estado relacionado con una disputa por el manejo de la zona.

Comentarios