Un obispo chileno acusado de encubrir casos de abuso estuvo en la misa del Papa

Se trata de Juan Barros, a quien señalan como encubridor del cura Fernando Karadima.

16 Ene 2018
1

POLÉMICO. El obispo de Osorno, Juan Barros, durante la misa del Papa Francisco. FOTO TOMADA DE CLARÍN

El obispo de la ciudad de Osorno, Juan Barros, acusado de encubrir los abusos sexuales cometidos por el cura Fernando Karadima, asistió hoy a la misa que el papa Francisco encabezó en Santiago. Esta situación fue cuestionada tanto por víctimas del sacerdote suspendido desde 2010 como por personalidades de la sociedad chilena.

Las cámaras captaron de forma reiterada la imagen de Barros durante la misa, junto a varias decenas de obispos y sacerdotes que acompañaron a Francisco en el primer acto masivo de su visita a Chile.

La misa se desarrolló poco después de que el Papa afirmara que no podía dejar de expresar su "dolor y la vergüenza por el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia", detalló la agencia Télam. "Es justo pedir perdón", dijo durante un discurso en el Palacio de La Moneda.

Barros fue discípulo de Fernando Karadima, un cura de gran influencia en la iglesia chilena, que formó medio centenar de sacerdotes hasta que fue suspendido por la Justicia vaticana de por vida en 2010. Ocurrió luego de que se revelara que abusó sexualmente de niños y jóvenes cuando era el titular de la parroquia "El Bosque".

Además, la Justicia ordinaria también enjuició a Karadima y lo encontró culpable, pero no lo condenó porque los delitos habían prescrito.

Barros fue designado en marzo de 2015 obispo de Osorno, donde hasta hoy es rechazado por una parte de la feligresía que lo acusa de haber encubierto los abusos de Karadima.

Las agrupaciones que denuncian su complicidad con los abusos dijeron que el Papa no los escucha y que cuando en 2015 le preguntaron por el caso, el Pontífice los calificó de "tontos" y "zurdos".

Por eso, la agrupación Laicos y Laicas de Osorno, se manifestó en los diversos lugares que recorrió el papa desde que llegó a Chile ayer, con carteles que dicen "ni zurdos ni tontos. Osorno sufre".

La presencia de Barros en la misa fue repudiada también por Marta Larraechea, esposa del ex presidente Eduardo Frei y primera dama de Chile entre 1994 y 2000.

"Barros participa de la ceremonia del parque O'Higgins. Qué vergüenza, ¿de qué pide disculpas el Papa?, escribió Larraechea en twitter, y añadió: "No le creo nada. Dice una cosa y hace otra".

A ese repudio se sumó la presentadora de televisión Carla Zunino, que publicó en twitter: "ObispoBarros en la misa Qué dirán? Que @Pontifex no sabía? Que (el arzobispo de Santiago) Ricardo Ezzatti no sabía? Que se coló? Que no creyeron que esto divide al país y provoca a las víctimas? Esos sí son hechos concretos. Incalificable".


Comentarios